Thursday 2 December 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 8 days ago

Una estancia de lujo en la Mallorca más sostenible

Situado en plena Sierra de Tramuntana, a pocos kilómetros del pueblo de Puigpunyent, el hotel LJs Ratxó se levanta en una espectacular finca del siglo XIV –de 2,6 millones de metros cuadrados– como un auténtico oasis de paz y tranquilidad. A medida que uno se acerca a este alojamiento, las preocupaciones y el estrés van desapareciendo para dar paso a una calma absoluta. Este bucólico complejo es un destino en sí mismo en el que saborear la esencia de la tierra que lo acoge y en el que disfrutar de un turismo responsable con el medio ambiente. Bajo el lema #Metime, el viajero puede disfrutar, en un entorno inigualable, de tiempo para cuidarse, del canto de los pájaros como despertador y de un delicioso paseo por los alrededores para conectar con la naturaleza. Zona exterior del hotel LJs Ratxó - © Rocío Jiménez Aquí todo está medido al detalle y Lisa Jane Cross, propietaria y amante de la decoración, deja su sello en cada estancia con una exquisita selección de materiales y elementos decorativos que ha elaborado junto a la interiorista Blanca Rosselló. La madera es el hilo conductor en las diferentes estancias –gracias a las elaboraciones de los seis ebanistas que trabajan en el hotel– con auténticas obras de arte, como los originales soportes para los mandos de la televisión, los ceniceros o las coquetas mesas de terraza de las 25 habitaciones y suites de las que dispone. Y como cada huésped, todos las dormitorios –que van desde los 25 a los 80 metros cuadrados– son diferentes. Decorados con un estilo hogareño con tonos neutros y materiales rústicos, todos disponen de cómodas camas King Size coronadas con un maravilloso dosel, así como de su propia terraza o jardín con vistas a la sierra, además de amenities premium de TOT HERBA, veganos y orgánicos. Las más exclusivas cuentan con piscina privada propia. Un detalle a destacar es que el antiguo canal de agua que da nombre al establecimiento pasa por debajo de la Owners Suite y es visible gracias a un suelo de cristal que lo cubre. Imagen de una de las habitaciones de LJs Ratxó - © Ratxó Comprometidos al 100% con el medio ambiente, este proyecto familiar ha adoptado diferentes medidas para convertirse en el eco luxury retreat de referencia del país, como el uso racional del agua, el control individual de los aires acondicionados, la iluminación LED, la eliminación de productos de plástico de un solo uso y la digitalización de los materiales impresos para reducir el consumo de papel. Así, cada huésped podrá no solo consultar todos los periódicos de diferentes partes del mundo, sino, también, conocer los menús y reservar mesa o echar un vistazo a la carta de tratamientos del spa y coger una cita. Imagen de la piscina exterior de LJs Ratxó - © Rocío Jiménez Un gusto para los paladares más exigentes La gastronomía es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Centrada en productos de cercanía e incluso cultivados en su propio huerto ecológico, su oferta incluye dos restaurantes. En primer lugar, está Roots, un espacio cuya decoración resalta por su frescura y por las cristaleras que dejan ver la piedra de la montaña. Su carta, que está inspirada en el recetario mallorquín y en la cocina mediterránea global, ha sido diseñada por sus excelentes chefs para ofrecer una combinación perfecta entre vanguardismo y un sabor tradicional en una experiencia de puro lujo. Por su parte, Arratxa, con su estilo más casual, presume de unas vistas impresionantes desde el corazón del valle. Su oferta es saludable, fresca y de calidad superior y se elabora en función de la temporada. Y como aquí lo que se busca es ser responsable con el medio ambiente, las sombrillas incluyen placas solares para iluminar de noche el restaurante. Detalles del salón del restaurante Roots - © Rocío Jiménez Uno de los platos vegetarianos del restaurante Roots - © Rocío Jiménez Para comenzar el día, nada mejor que disfrutar de un café en una de sus tazas eco realizadas con posos de café. Y como las vacaciones son para descansar y el desayuno es uno de esos momentos más placenteros del día, en este hotel no hay que preocuparse por despertarse temprano, ya que aquí esta comida no tiene hora. El cliente puede pedir una de sus tostas de aguacate o salmón, un bol de quinoa o de yogurt ecológico en cualquier momento del día. Un templo de bienestar Aquellos que, además, quieran irse a casa como nuevos, no pueden dejar pasar la oportunidad de pasar por su spa, un templo del descanso que cuenta con una piscina climatizada, sauna, hammam, pediluvio, duchas y dos cabinas en las que se realizan diferentes tratamientos, totalmente personalizados, y masajes y experiencias exclusivas como terapias indias, orientales o reflexología tailandesa. La línea de tratamientos y productos son veganos y han sido desarrollados en colaboración estrecha con profesionales del sector nacional. Con la vista puesta en el futuro, este alojamiento contará también con un gimnasio cuyas máquinas serán ecológicas y estarán impulsadas por agua. Las clases de yoga Vinyasa flow al aire libre son otro de sus must para entregarse a la naturaleza. Para completar la experiencia, desde el hotel organizan diferentes talleres y experiencias que van cambiando en función de la época. Se puede participar en clases de aromaterapia con aceites esenciales, catas de café y vino o, ahora que llega la época más mágica del año, talleres de repostería navideña. Taller de aromaterapia con aceites esenciales - © Rocío Jiménez Cómo llegar Lo mejor para completar esta experiencia eco es apostar, para el viaje, por Iberia Express, compañía que cuenta con aviones A321neo, el modelo más moderno y eficiente de la flota de Airbus de corto y medio rango, para operar de forma eficiente y sostenible con un plus de confort para los pasajeros. Este avión dispone de nuevos motores que suponen una reducción del 20% de emisiones de CO2. Esta compañía, líder en puntualidad, ha asumido el compromiso de alcanzar cero emisiones netas en 2050 para formar parte del cambio hacia un turismo más sostenible. Otras de las medidas que han tomado son la digitalización del entretenimiento, con lo que se reduce el papel en la cabina, la Happy Hour, por la que los pasajeros del último vuelo del día pueden hacerse con comida para llevar más barata, o el sistema eficiente de comidas, por el que se puede solicitar por adelantado el menú para que no haya producto restante.


Latest News
Hashtags:   

estancia

 | 

Mallorca

 | 

sostenible

 | 

Sources