Sunday 28 November 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

Las últimas noticias de hoy de actualidad y la última hora de cultura del domingo, 17 de octubre del 2021

Las últimas noticias de hoy, en los mejores titulares del día que ABC pone a disposición de todos los usuarios. Todas las últimas horas del domingo, 17 de octubre con un exhaustivo resumen que no puedes dejar pasar: Manuel Lucena Giraldo: Maduro no tiene quien le escriba Con fecha 14 de octubre Su Excelencia Don Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela (según indica el membrete) ha dirigido una ¿carta, misiva, manifiesto, confesión, requisitoria? (a saber de qué género literario se trata, si es que pertenece a alguno), a Su Majestad el Rey de España. A quien denomina Señor Felipe de Borbón , «por ser el representante de la diplomacia del Estado español». Sin más protocolo, para que sepamos con quién tratamos, esa vaina de ser educados la dejamos para otros, quiere «protestarle la indignación» por celebrar el 12 de octubre. Parece hasta lógico que la ausencia de un Estado de derecho en Venezuela desde el ascenso a la presidencia en 1999 de quien lo designó en 2012 como heredero a dedo, Hugo Chávez Frías (Q.E.P.D.), le haga confundir a Don Nicolás la jefatura con la representación. Música de Morante en la tierra callada Cuando asomó la tablilla del cuarto toro de Garcigrande, con sus 449 kilos de peso, la gente se mosqueó. La cólera se instaló en el tiempo nada más aparecer por chiqueros el ‘garcichico’. La cabra de la Legión imponía más en el desfile de la Hispanidad que aquella birria. Cómo sería la cosa que el presidente lo devolvió por impresentable. No mejoró el sobrero de Sancho Dávila, de irrisorio trapío. Si el público escupía sapos y culebras, no se quedaba atrás el enfado de Morante, que desató toda la furia de su arte hasta tornar las lanzas en cañas y laureles. Desde la sabrosa y encajada apertura, adornada con un abelmontado molinete, guio a ‘Viña’ –que así se llamaba el torillo– por la arena de los olivares. Y de toreo se emborrachó por naturales. Arrancaron las ‘Churumbelerías’ de la banda de música, pero de pronto, sin ton ni son, siguiendo la estela del maestro Tejera en Sevilla, la orquesta paró. Cuando quiso retomar las notas, Morante miró hacia el director y su gesto se tradujo en la grada: «Guárdese la batuta por donde amargan los pepinos». Ya no hacían falta trompetas ni clarinetes: la música era Morante, pura sinfonía en la ‘tierra callada’ según Miguel Hernández, que de presenciar la corrida hubiera añadido a sus míticos versos de ‘Andaluces de Jaén, aceituneros altivos’, un ‘decidme en el alma, ¿quién eligió esta corrida?’ Porque, ay la corridita, ¡cómo fue! Sin noticias de la casta y una vergüenza en algunos capítulos, aunque Morante lo hiciera olvidar desde que sus yemas acariciaron las telas. Lope de Vega dijo la verdad: el Fénix batalló en la Armada Invencible Cuando Jesús Villalmanzo llegó a Valencia a finales de los sesenta para convertirse en uno de los guardianes del Archivo del Reino no podía imaginar cómo su camino se acabaría cruzando con el de los grandes nombres de las letras españolas. Casi cuatro siglos después de la muerte de Lope de Vega, este jubilado que nació en Burgos hace 79 años puede demostrar, con documentos oficiales, que pese a tener una vida repleta de episodios turbios por sus escarceos amorosos, el Fénix de los Ingenios no mentía cuando relataba sus andanzas épicas en alta mar. Buceando en los pasillos que un día fueron su refugio profesional y tras una montaña de papeles que, puestos uno detrás de otro, alcanzarían los 15 kilómetros, Villalmanzo ha encontrado la última pieza del puzzle. Un hallazgo que tiene una doble vertiente. Por un lado, confirma que el dramaturgo pasó dos años en la capital del Turia. Por otro, que se enroló en las tropas con las que Felipe II quiso destronar a Isabel I e invadir Inglaterra y que batalló durante meses en la conocida como Armada Invencible, bautizada así cuando la fracasada expedición militar volvió a tierras españolas con muchos de sus soldados caídos en combate. Juan Ramón Jiménez, el padre repudiado de la Generación del 27 Comenzaban los años veinte, y aún nadie conocía en España a los Lorca, Guillén, Salinas, Alonso, Alberti y compañía, cuando un poeta de renombre, Juan Ramón, los acogió bajo su ala y decidió brindarles el espacio de la revista ‘Índice’ (1921-1922). Luego hizo lo mismo en ‘Sí’ (1925) y en ‘Ley’ (1927), dos publicaciones pagadas de su bolsillo en las que el padre de ‘Platero y yo’ ni siquiera firmaba. Aquellos jóvenes talentos, figuras hoy celebradísimas, protagonistas nada menos que de la afamada Generación del 27, crecieron bajo su influjo, aprendieron de él, de sus versos, y con el tiempo se distanciaron: las desavenencias estéticas entre maestro y pupilos se convirtieron en desencuentros sonados, retiradas de saludos, insultos, sátiras. Y al final en un largo olvido. Antolojía de agravios: los insultos más crueles entre Juan Ramón Jiménez y la Generación del 27 Un buen día de 1929 (el 10 de noviembre) Rafael Alberti se plantó en el Lyceum Club, en Madrid, y se puso a recitar con tono burlón el poema ‘En camisa pareces un jazmín’, de Juan Ramón Jiménez (JRJ). Rio mucho el público, y el bardo cerró el acto al grito de «viva la estulticia» y con seis disparos de fogueo al aire que despejaron el salón por completo. Ese mismo año le envió al de Moguer un ejemplar de su ‘Cal y canto’, y este escribió en su cubierta: «Oropel. Labia maricona». Lo tachó como «poeta y enemigo», aunque con el tiempo se difuminó el enfado, y Alberti se declaró admirador de su postura ética tras la Guerra Civil. Antes, eso sí, le lanzó un soneto satírico: «Y no lo toques más, que el burro explota», escribió, pensando en Platero.


Latest News
Hashtags:   

últimas

 | 

noticias

 | 

actualidad

 | 

última

 | 

cultura

 | 

domingo

 | 

octubre

 | 

Sources