Wednesday 1 December 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
eldiario - 2 month ago

Un agente lleva a la Fiscalía a altos cargos de la Policía Local de Granada por amañar oposiciones: El niño del jefe tiene que entrar

Un agente en activo de la Policía Local de Granada ha denunciado ante la Fiscalía a varios altos cargos del cuerpo como presuntos autores de varios delitos de prevaricación, cohecho, revelación de secretos, tráfico de influencias y aprovechamiento de información privilegiada por haber participado del posible “amaño” de las oposiciones a policía municipal que se están llevando a cabo este año para favorecer a determinados aspirantes que son hijos de algunos mandos. Según la denuncia, presentada a finales de agosto, pero a la que ha tenido acceso este medio ahora, el ex concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz (PP), estaba al corriente de todo lo ocurrido y no hizo nada al respecto.Los hechos se remontan a principios de 2020 y tienen como punto clave el examen teórico-práctico que realizaron los aspirantes a policía el pasado mes de marzo. Ya en aquella fecha, elDiario.es Andalucía se hizo eco del escrito en el que el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIPAN) advertía del mismo presunto “amaño” del que habla el agente que ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Granada. Los hechos que se relatan en ambos casos son prácticamente inéditos, con la novedad de que el nuevo denunciante aporta nuevas pruebas y señala directamente a varios altos cargos de la Policía Local granadina.El policía que ha elevado la denuncia ante la Fiscalía señala en su escrito al secretario general del Sindicato Independiente de Policía Local de Granada (SIPLG), Miguel Fernández, al jefe del cuerpo policial, José Manuel Jiménez y a Santiago Jiménez, miembro del tribunal que participa en las oposiciones como los principales y presuntos autores de toda la trama. Según su relato, a principios de 2020 supo que se estaba orquestando el “amaño” para favorecer a algunos de los aspirantes que, además, son hijos de policías locales en activo. Al enterarse, llevó a cabo su propia investigación para recoger documentos que ha entregado a la Fiscalía.Entre esos archivos se encuentran grabaciones en las que alguno de los mencionados aparece hablando de hacer favores y enjuagues para que determinados opositores aprueben el proceso y entren en el cuerpo. Según el denunciante, Santiago Jiménez, el miembro del tribunal sobre el que pesan las sospechas, habría afirmado que “en Granada deberían aprobar algunos hijos de policías (entre 8 y 10) y que el sistema de selección se llevaría a cabo facilitando a los elegidos los supuestos prácticos y las preguntas, bien a través de la prueba psicológica, explicando el interlocutor que los psicólogos, cuya selección se efectuaría a través de un contrato menor igualmente amañado, harían la criba oportuna para que, efectivamente, pudieran aprobar determinados hijos de policías, excluyéndose aquellos otros que, a pesar de haber superado las correspondientes pruebas, no contaban con el favor de los hoy denunciados”.Como se aprecia, el policía local que denuncia los hechos dice tener pruebas que avalan su testimonio y llega a aportar algunas de ellas. Entre la información a la que ha tenido acceso destacaba una conversación que mantuvo con el miembro del tribunal preguntándole sobre los hijos del jefe policial y del portavoz del SIPLG. Sobre el segundo, dice el denunciante lo siguiente: “Ese niño tiene que entrar en estas y punto, digan lo que digan. Digan lo que digan el niño del jefe pues también lleva dos años preparándose. No sé cómo estará de preparado, ha estado allí en la vuestra, allí en la academia tuya y con Eddine dice que está bien, no lo sé, pero bueno, me fío, me fío, en fin, ya está [sic]”.En ese punto, también se señala al Centro Nous, un centro formativo cuya relación con la Policía Local de Granada y el sindicato mayoritario SIPLG es tal que la propia academia llega a hacer gala de ello en su publicidad. El denunciante asegura que el secretario actual de este centro es a su vez el portavoz del SIPLG y uno de los denunciados, que en ella da clase un familiar del ex concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz y que, en una de las publicaciones de Facebook, la academia saca pecho por haber logrado el 100% de éxito entre sus alumnos presentados a las oposiciones de la Policía Local de Granada.No es lo único que llama la atención en el escrito de denuncia al que ha tenido acceso este medio. En las mismas grabaciones se aprecia, según el policía local que ha destapado el caso, que el jefe del cuerpo trata de conocer el nombre del psicólogo que se encargará de la criba para que sea alguien de su confianza. Sin embargo, todo este proceso se detuvo cuando estalló la pandemia de la Covid-19, hasta que en noviembre de 2020 se reanudó. En esa fecha, asegura el agente, el portavoz del SIPLG, Miguel Fernández, le pidió que se mantuviera “al margen” y que, si no lo hacía, se atendría a las consecuencias porque estaba en juego la plaza de su hijo.Cuenta el denunciante que, como no se mantuvo al margen, le interpusieron una querella en abril de este año por un presunto delito de apropiación indebida mientras formaba parte del sindicato SIPLG. Sin embargo, su cese se produjo después de que se comprobasen las cuentas y en aquel momento no se apreciase problema alguno. Pese a ello, asegura el policía, intentaron amedrentarle y también desde el Ayuntamiento de Granada le abrieron un expediente disciplinario a propuesta del jefe de policía y ejecutado por el exconcejal César Díaz.Aunque las oposiciones aún no han acabado, ya que aún faltan las pruebas médicas y físicas, el proceso está en el centro de la polémica porque hay serias dudas sobre su legitimidad. De hecho, el PSOE, cuando estaba en la oposición, llegó a solicitar información a raíz de los escritos del sindicato SIPAN y de algunas quejas internas en el cuerpo, sin que se le facilitara. Al contrario, según el denunciante, tanto el hijo del jefe del cuerpo como el del portavoz del SIPLG han aprobado las oposiciones hasta ahora y continúan en el proceso. Por todo ello, el policía pide que se investiguen los presuntos delitos que se podrían estar cometiendo en este caso.Este medio se ha puesto en contacto con los aludidos para contrastar la información. Fuentes oficiales de la Policía Local de Granada aclaran que van a esperar a que se pronuncie la Fiscalía para ver si le da trámite a la denuncia y desde el equipo de Gobierno socialista también se apuesta por esa vía. La concejala de Seguridad Ciudadana, Raquel Ruz, dice que ellos son “gente seria” y que van a respetar el proceso judicial. Llegado el caso, si el Ministerio Fiscal abre una pieza por el tema, “se va a hacer una investigación dentro del cuerpo”. En todo caso, lo que no parece que pueda ocurrir es que se detengan las oposiciones porque eso es algo “que debe decidir un tribunal”. “Se estaría cometiendo una injusticia con los opositores”, afirma Ruz.Por otra parte, uno de los principales señalados, el portavoz del SIPLG, Miguel Fernández, defiende su inocencia a preguntas de este medio atacando al denunciante. Dice que el policía que ha destapado el caso está denunciado por presunta apropiación indebida y que por eso ha contraatacado con este asunto. Niega que se haya hecho “trato de favor alguno” a los hijos de los agentes que se mencionan. “Tampoco han aprobado el 100% de los opositores sólo han aprobado 12 de los 53 alumnos que tiene (la academia)”. Dice estar en “total desacuerdo con los datos denunciados”. Sobre ellos solo sabe “de lo publicado en prensa”. “Una vez tengamos la misma, yo personalmente ejerceré las acciones legales oportunas ante tan graves acusaciones que se están vertiendo, alguna de ellas dirigidas a mi persona”.Por último, Miguel Cañizares, director del Centro Nous, que aparece señalado como la academia en la que se estarían filtrando los exámenes para favorecer a algunos alumnos, niega cualquier relación con el caso. “Yo soy un autónomo que se gana la vida cada día y al que le ha salpicado la mierda”. El gerente cree que esto es un tema que tiene más que ver con la disputa que hay entre el denunciante y los denunciados que “lo que haya podido pasar”. De eso, dice no saber nada al respecto. A la vez que confiesa que su publicación de que aprobaron el 100% de sus alumnos en las oposiciones a Policía Local de Granada fue una técnica de “publicidad”. “Claro que hay hijos de policías en nuestro centro, pero los hay en todos lados”, recalca. Por su parte, el concejal César Díaz guarda silencio.


Latest News
Hashtags:   

agente

 | 

lleva

 | 

Fiscalía

 | 

altos

 | 

cargos

 | 

Policía

 | 

Local

 | 

Granada

 | 

amañar

 | 

oposiciones

 | 

tiene

 | 

entrar

 | 

Sources