Thursday 2 December 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

Carlota Pi (Holaluz): «Las eléctricas públicas son un fracaso y la prueba es la creada por Colau»

La cofundadora y presidenta de Holaluz, Carlota Pi, desaconseja «absolutamente» la creación de una compañía pública de energía en España como propone la parte de Podemos en el Gobierno, porque «sólo hay que ver la empresa creada por el Ayuntamiento de Barcelona con el dinero de todos los contribuyentes y que no ha conseguido ni 5.000 clientes». Efectivamente, Barcelona Energía, la empresa impulsada por Ada Colau en el área metropolitana, ha logrado en tres años 4.300 clientes privados, según se puso de relieve en el pleno barcelonés del 29 de septiembre, en el que los votos de los Comunes, ERC y PSC y la abstención de JpC impidió su cierre como defendía la oposición, que califica la iniciativa de «fracaso». Por el contrario, la compañía Holaluz ha crecido exponencialmente desde su salida a Bolsa hace dos años, hasta superar los 378.000 clientes en toda España, a razón de 30.000 nuevos cada tri una progresión que su presidenta, Carlota Pi, confía continuar hasta alcanzar el millón de clientes y 50.000 instalaciones fotovoltaicas a finales de 2023. Según la compañía, la autogeneración eléctrica de las placas solares permiten un ahorro de hasta el 50% en la factura de la luz, incluso sin inversión, ya que la empresa financia las instalaciones. Reducir el megavatio/hora a 30 euros En declaraciones al programa «Converses» de COPE Cataluña y Andorra emitido este sábado con la participación de ABC, la presidenta de Holaluz ha asegurado que la subida del precio de la luz «no es ninguna so se veía venir y seguirá subiendo». La empresaria considera «necesarias» las medidas que ahora ha adoptado el Gobierno para frenar el alza de precio de la luz, «porque si tienes una fiebre de 42 grados va bien tomar un Gelocatil, pero eso no acaba con el virus». Ha alertado de que «España es una isla eléctrica con escasa interconexión con Europa» y que por eso se debe hacer una apuesta decidida por las energías renovables. «España es uno de los países más soleados de la Unión Europea, con 1.700 horas de sol al año, pero hay menos instalaciones solares fotovoltaicas para uso doméstico que en la ciudad de Bruselas», ha explicado. En este sentido, Carlota Pi ha señalado que «en España hay 10 millones de tejados donde se podrían hacer instalaciones fotovoltaicas medianas o pequeñas que generarían el equivalente al 50% de la actual potencia instalada». Ha puesto el ejemplo de Vietnam, país donde en poco más de medio año han instalado en los tejados de sus viviendas paneles solares que generan el equivalente de electricidad de siete centrales nucleares «y eso ha cambiado su economía». La fundadora de Holaluz ha agregado que si España hace las cosas bien «podríamos pasar de récords de 200 o 300 euros el megavatio/hora a un precio de 30 euros». Pi incluso ha avanzado que «tener una instalación fotovoltaica en casa va a ser tan común en unos años como ahora tener un teléfono móvil». Revolución de los tejados Carlota Pi también ha lamentado los «muchos obstáculos» que han tenido que sortear las compañías de energías limpias. «Cuántas veces hemos oído que los grandes problemas energéticos en España son las primas a las renovables -una afirmación totalmente falsa- o que las renovables son un lujo que no nos podemos permitir. Todo eso son mensajes que se han enviado durante muchos años y nosotros hemos tenido que invertir diez años para darle la vuelta». Para acelerar lo que Pi denomina «revolución de los tejados» se necesitarían más facilidad en la tramitación de los fondos Next Generation ya concedidos a esta transformación de energía verde, y que las comunidades autónomas también faciliten la instalación de placas solares sin impuesto de obras, como ya ocurre en once regiones españolas, incluida la catalana y ahora también la madrileña. Al ser preguntada por la ampliación del aeropuerto del Prat, la presidenta de Holaluz ha dicho que «es un debate que no le interesa» y que en la actualidad «no hay ninguna compañía tecnológica de Barcelona preocupada por este tema». Pi ha concluido con una afirmación contundente: «la política está sobrevalorada». Y a renglón seguido ha asegurado que «la manera de mejorar el mundo mediante la revolución de los tejados depende de que cada familia se convierta en heroína de la energía verde desde el sofá e incluso sin invertir un euro, porque nosotros financiamos las instalaciones». Holaluz fue la primera eléctrica europea en certificarse con el sello B Corp que califica a las compañías como «las mejores del mundo y para el mundo», además de ser fundadora del movimiento Capitalismo Consciente en España y se sitúa en el número 1 del ranking mundial de ESG en compañías eléctricas de «Sustainalytics».


Latest News
Hashtags:   

Carlota

 | 

Holaluz

 | 

eléctricas

 | 

públicas

 | 

fracaso

 | 

prueba

 | 

creada

 | 

Colau

 | 

Sources