Saturday 23 October 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 10 days ago

Acusan a Castells de vetar revistas de prestigio con un informe hecho por expertos en turismo y marketing

«Falta de rigor académico e inapropiada metodología». Así empieza el demoledor comunicado que la editorial alemana de revistas científicas MDPI dedica al informe de la Aneca (agencia dependiente del Ministerio de Universidades) que contiene una lista roja de revistas de prestigio (como Nature, Sciencia o Cell) vetadas a la hora de evaluar la carrera de los investigadores españoles. Tal como denunció ABC, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), encargada de evaluar, certificar y acreditar enseñanzas, profesores e instituciones, hizo públicos la pasada semana sus principios generales y directrices para el desarrollo de los criterios de evaluación de la investigación. En ellos ponía en el punto de mira a conocidas y prestigiosas revistas como las antes mencionadas. La lista roja de publicaciones está publicada en un estudio de la Aneca llamado Análisis Bibliométrico e impacto de las editoriales open-access en España cuya metodología y autores han sido cuestionados por MDPI. «Nos sorprende y preocupa que la Aneca establezca los principios para la evaluación de los investigadores en España sobre la base de un informe con un claro sesgo contra las revistas en acceso abierto. De igual modo que no comprendemos por qué dicho informe ha sido elaborado por investigadores especializados en marketing y turismo, sin experiencia previa en el ámbito de la bibliometría», señala MDPI en el comunicado. El informe de la Aneca señala a las revistas por lo que sus autores denominan «comportamiento no estándar» moderado, alto y muy alto. En esta última categoría (muy alto) aparecen las ya mencionadas Science, Nature...Aneca entiende como comportamiento no estándar un alto número de citas, un alto número de artículos publicados y la MDPI califica esta metodología como «perversa». «El informe sigue una lógica perversa según la cual lo que no es estándar es considerado como negativo, entendiendo como estándar el valor medio en términos de número y porcentaje de autocitas, sin tener en consideración factores adicionales que pueden afectar a los parámetros analizados. Así, el análisis se fundamenta en una serie de afirmaciones no contrastadas ni referenciadas que los autores utilizan para crear sus propios paradigmas». La editorial señala en su comunicado (publicado en inglés y en español) que los autores del informe de la Aneca «asumen que un mayor número de artículos implica inevitablemente una menor “calidad, rigor y grado de contribución y originalidad” de los mismos. Sin embargo, no aportan ningún tipo de prueba o referencia que respalde esta afirmación». Isidro F. Aguillo, especialista en bibliometría del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC, señala que la MDPI «tiene toda la razón en las críticas que hace al informe de la Aneca». A su juicio, «es incomprensible que hayan recurrido a un grupo de gente que sabe de turismo y mar conozco en España al menos veinte grupos dedicado a la bibliometría y no consultaron a ninguno». Aguillo se pregunta «¿por qué va a hacer negativo que se publiquen muchos artículos, o que haya muchas autocitas?». Tampoco entiende, al igual que MDPI, que el tiempo de revisión sea un criterio a tener en cuenta a la hora de evaluar la calidad de la revisión por pares (es decir, cuando un colega de tu misma categoría revisa tu artículo): «El informe de revisión debería evaluarse por la calidad del mismo y su aportación a la mejora del artículo. Creemos que los largos e injustificables plazos de publicación entorpecen el avance científico y en ningún lugar debería penalizarse una publicación ágil y rigurosa», apunta la editorial. «La carta de MDPI me parece correcta porque la valoración que hace la Aneca salen de reconocido prestigio y no explican por qué las meten dentro de publicaciones con comportamientos anómalos. Aún así, sigo pensando que estas evaluaciones de la actividad investigadora por pura métrica es simplista, tiene en cuenta solo el continente (la revista) y no el contenido (el impacto de la investigación publicada)», apunta José Manuel Bautista, investigador y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid MDPI no ha hecho este comunicado por casualidad. Es una de las editoriales castigadas en el informe. Aún así, los investigadores apoyan, no solo el contenido del comunicado sino la editorial en sí. «MDPI existe desde mediados de los años 90, antes del boom de las llamadas predadoras , y es hoy la editorial que más artículos de acceso abierto publica en el mundo y una de las más usadas en España», defiende Aguillo que también reconoce que lo polémico de esta editorial puede ser su sistema piramidal. ¿Qué significa? Que dejan sus números en manos de los investigadores a los que les deja hacer todo el trabajo: editar, buscar los revisores, etc. En el mes de agosto, una de las autoras del estudio de la Aneca que ahora está en el punto de mira de investigadores y sindicatos, publicó otro informe, esta vez contra MDPI en que la calificaba de predadora.


Latest News
Hashtags:   

Acusan

 | 

Castells

 | 

vetar

 | 

revistas

 | 

prestigio

 | 

informe

 | 

hecho

 | 

expertos

 | 

turismo

 | 

marketing

 | 

Sources