Thursday 28 October 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 30 days ago

Grandes erupciones volcánicas en Norteamérica dieron paso a los dinosaurios

Cómo los dinosaurios desaparecieron de la faz de la Tierra es una historia bastante bien conocida. Hace 66 millones de años, un gran meteorito impactó en lo que ahora es la provincia del Yucatán, en México, elevando a la atmósfera una densa nube de partículas que bloqueó el Sol y causó un invierno global durante años. El mundo se sumió en la oscuridad y el 75% de la vida existente se extinguió, incluidos los que hasta entonces eran los reyes de la creación. Sin embargo, el episodio de cómo esos mismos dinosaurios aparecieron en el mundo es menos conocido. Un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores lo relaciona con otra gran catástrofe con consecuencias globales. A partir del análisis de los sedimentos y plantas fósiles de un lago en el norte de China, concluyen que hace más de 230 millones de años unas enormes erupciones volcánicas cambiaron el clima y las reglas de juego sobre la Tierra. Muchas especies desaparecieron, entre ellas algunos grandes reptiles e invertebrados marinos, cambió la vegetación, aparecieron las coníferas modernas y el planeta se dispuso para entrar en una nueva era, la de los dinosaurios. Los investigadores utilizaron modernas técnicas de datación, como la de uranio-plomo y circonio, para analizar el fondo del lago en la cuenca Jiyuan. De esta forma fueron capaces de relacionar los cambios ambientales en la región provocados por un fenómeno climático conocido como el Episodio Pluvial Carniano (CPE) -caracterizado por un aumento en la temperatura y la humedad en todo el mundo, como si fuera una especie de megamonzón -, con la actividad volcánica a gran escala en América del Norte. Wrangellia El equipo descubrió cuatro episodios distintos de actividad volcánica durante un período de dos millones de años, siendo la fuente más probable las grandes erupciones de la gran provincia ígnea de Wrangellia, cuyos restos se conservan en el oeste de América del Norte. Estas erupciones «liberaron en la atmósfera una gran cantidad de dióxido de carbono que provocaron el aumento en la temperatura y humedad globales», explica Jason Hilton, profesor de Paleobotánica y Paleoambientes en la Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Birmingham. Los investigadores, que han publicado su trabajo en PNAS, encontraron que cada fase de la erupción volcánica coincidía con una gran perturbación del ciclo del carbono global, cambios climáticos importantes a condiciones más húmedas, así como la profundización del lago con una disminución correspondiente en el oxígeno y la vida animal. Los eventos geológicos de un período de tiempo similar en Europa Central, el este de Groenlandia, Marruecos, América del Norte y Argentina, entre otros lugares, indican que el aumento de las precipitaciones dio como resultado una expansión generalizada de las cuencas de drenaje que convergen en lagos o pantanos, en lugar de ríos u océanos. Poderosos volcanes «Nuestros resultados muestran que las grandes erupciones volcánicas pueden ocurrir en pulsos múltiples y discretos, lo que demuestra su poderosa capacidad para alterar el ciclo global del carbono, causar interrupciones climáticas e hidrológicas e impulsar procesos evolutivos», añade Sarah Greene, profesora en Birmingham. Para Emma Dunne, paleobióloga también de la Universidad de Birmingham, que no participó en el estudio, «este período relativamente largo de actividad volcánica y cambio ambiental habría tenido consecuencias considerables para los animales terrestres. En este momento, los dinosaurios apenas habían comenzado a diversificarse, y es probable que sin este evento, nunca hubieran alcanzado su dominio ecológico que vemos en los siguientes 150 millones de años». Además de los dinosaurios, «este período extraordinario en la historia de la Tierra también fue importante para el surgimiento de los grupos modernos de coníferas y tuvo un gran impacto en la evolución de los ecosistemas terrestres y la vida animal y vegetal, incluidos helechos, cocodrilos, tortugas, insectos y los primeros mamíferos», apunta el profesor Hilton.


Latest News
Hashtags:   

Grandes

 | 

erupciones

 | 

volcánicas

 | 

Norteamérica

 | 

dieron

 | 

dinosaurios

 | 

Sources