Wednesday 20 October 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 22 days ago

Aquel 25 de septiembre

Fue un día triste, amargo, pero en el que renacía la esperanza. Aquel 25 de septiembre de ahora hace diez años, un cartel de Miquel Barceló anunciaba a Juan Mora, José Tomás y el catalán Serafín Marín, para acabar con los toros en la Monumental de Barcelona. Se cerraba el cerco a la Fiesta. Un año antes, el Parlament, con extraños juegos políticos de votos en todas direcciones, había prohibido las corridas en Cataluña. Se jugaba la prórroga para poner punto y final a una manifestación cultural que desde el nacionalismo se quiso, después de ahogar, erradicar. Aquel 25 de septiembre la Monumental lucía imponente. Llenos los tendidos de una pasión agridulce. La plaza con el runrún de los grandes acontecimientos, también el silencio interior del abismo que se abría para miles de aficionados con la abolición. La noche caía como una losa cuando el diestro catalán remató en triunfo al último de la tarde. Entonces, como un resorte, la Monumental rugió clamando libertad. Libertad para poder ir a los toros. Algo tan sencillo, y desde entonces cercenado de raíz. Aquel 25 de septiembre los aficionados se lanzaron al ruedo, izaron en hombros a los toreros, no querían que la corrida terminase. Había que olvidar la mentira política que llevó a la prohibición, no concebían el día después. Se llevaron a los diestros por la Gran Vía. Como con Manolete, Arruza, Mario Cabré o Chamaco. Han pasado diez años, el Tribunal Constitucional echó por tierra el cambalache político, desde Cataluña se recogieron las más de seiscientas mil firmas que avalaron la iniciativa legislativa popular que determinó por ley el carácter cultural de la tauromaquia, y los aficionados, en una resistencia admirable e incansable, siguen vivos contra la prohibición, ahora solamente empresarial y de miedo, en una historia que todavía tiene por escribir el último capítulo.


Latest News
Hashtags:   

Aquel

 | 

septiembre

 | 

Sources