Tuesday 21 September 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

Cómo alargar el efecto de buen rollo que te dan las vacaciones

Con la llegada de agosto, el mes de vacaciones por excelencia, para muchos llega el esperado descanso que han estado posponiendo durante todo el año. Y es que asociamos habitualmente este mes a la desconexión, a los viajes y al ocio, pero ¿realmente descansamos? Las herramientas de comunicación que nos facilitan el día a día en el trabajo son las mismas que nos pueden dificultar la desconexión digital durante los días de descanso si no limitamos y acotamos su uso. Por otro lado, nuestras altas expectativas respecto a las vacaciones y el hostigamiento que nos infringimos si no somos capaces de desconectar del todo, pueden hacer que las vacaciones nos sepan a poco porque, realmente, no nos hemos permitido descansar y dejar de controlar todo. Para mantener el «buen rollo» Las psicólogas Paloma Rey y Beatriz Gil cuentan cuáles son algunas de las acciones que harán que el buen rollo tras las vacaciones dure un tiempo más 1. Al llegar a casa aprovecha para redecorar tu hogar con aquellos recuerdos que has traído del viaje. De esa manera, podrás recordar los momentos felices que viviste durante esos días. 2. Retoma las rutinas de ejercicio y alimentación equilibrada. Aprovecha cualquier ocasión que sea propicia para mantener la sensación de relajación que tenemos tras el periodo de vacaciones: pasear, ir a la piscina… «Salir a caminar ayuda a despejar la cabeza y a sentirte muy bien»Beatriz Gil, Psicóloga 3. Repasa las fotografías y videos que hayas hecho. «Dedica tiempo a ordenarlas, colocarlas en un álbum (si te gusta más el formato físico) y dedica tiempo a rememorar los momentos que inmortalizaste y selecciona aquellas fotografías que te trasmitan más bienestar y paz», cuenta Paloma Rey. Puedes ponerla de fondo de pantalla de tu teléfono o de ordenador. «Cada vez que la veas revivirás la sensación de este verano», dice la psicóloga. 4. Sal a caminar y respira aire fresco. Cuando llegas a casa cansado tras volver de vacaciones, puede ser tentador quedarse en el sofá y hacer una maratón de Netflix. Pero no lo hagas, haz caso a la psicóloga Beatriz Gil (@psique.cambio). «Salir a caminar, aunque solo sea durante 30 minutos o incluso una hora al día, te ayuda a despejar la cabeza y a sentirte muy bien. Se ha demostrado científicamente que pasar tiempo al aire libre con regularidad puede fortalecer tu sistema inmunológico y ayudarte a sentirte positivo y feliz», dice. 5. No te instales en la queja. Hay estudios que confirman que una persona se queja de 15 a 30 veces al día. Las quejas, si no persiguen un objetivo concreto y se toman las acciones oportunas, no sirven para nada, solo para generar mal ambiente. «Intenta relativizar, cuestiónate si aquello por lo que estás enfadado es tan importante como para generarte el malestar que te está produciendo. Descubrirás que la gran mayoría de veces la respuesta será negativa, porque lo trata de darle importancia a las cosas que realmente la tienen», recomienda Beatriz Gil. 6. Reúnete con tus amigos y comparte vuestras vivencias. Según Paloma Rey (@palomareypsicologia), esto hará que podáis disfrutar de los recuerdos en compañía y descubrir cómo han sido las vacaciones de nuestros seres queridos. «Dedicarse tiempo a uno mismo ayudará a prologar la sensación de paz y nos permitirá conectar con nuestro ser más íntimo»Paloma Rey, Psicóloga 7. Planea una escapada de fin de semana. Aunque acabes de volver de viaje, podemos encontrar un aliciente en preparar una pequeña escapada para dentro de unos meses que nos permita recuperar la ilusión y la sensación que hemos vivido durante las vacaciones. 8. Aun hace buen tiempo, aprovecha para ir a la playa o montaña, estar en contacto con ambientes naturales te ayudará a recuperar esa sensación de bienestar. Recuerda ponerte crema solar, el sol no da tregua en ningún lugar. 9. Dedica tiempo a tus actividades de ocio y autocuidado. Un buen libro, una serie, una cena con amigos, ir a la peluquería… «Dedicarse tiempo a uno mismo ayudará a prologar la sensación de paz y nos permitirá conectar con nuestro ser más íntimo», indica Paloma Rey. 10. Afronta la vuelta al trabajo como una oportunidad para mejorar y crear ese proyecto que tienes entre manos. Seguro que ahora se te ocurren mejores ideas que harán de tu trabajo una actividad más interesante. 11. Recupera tus rutinas saludables de forma paulatina. Según Beatriz Gil, lo ideal es volver a la rutina saludable poco a poco, de forma progresiva, como crear una rutina de higiene del sueño, beber agua para combatir la retención de líquidos y cambia el picoteo de verano por fruta de temporada. 12. Conviértete en un turista en tu ciudad. Ese entusiasmo que experimentamos al explorar nuevos lugares cuando estamos de vacaciones, podemos mantenerlo al volver a casa. «Ve a museos y exposiciones, recorre la ciudad y disfruta de la arquitectura, degusta la gastronomía local y aprovecha los fines de semana para descubrir pueblos cercanos», aconseja la psicóloga Beatriz Gil. 13. Piensa en positivo. Transforma lo negativo en positivo. Si estás en un tren o en una cola esperando, aprovecha para escuchar tu música favorita o un audiolibro. Utiliza el sentido del humor, da la vuelta a las situaciones e intenta sacar siempre el lado positivo de ellas. En definitiva, mantén la motivación en que pronto volverás a desconectar del trabajo y, mientras tanto, disfruta del proceso de planear nuevas escapadas. Por otro lado, según apunta Irene Lorza, psicóloga en TherapyChat, plataforma líder en psicología online, «quizás por cómo entendemos el trabajo y el descanso en nuestra cultura, a veces caemos en la dinámica de trabajar sin descanso durante todo el año y después compensar todo eso en dos semanas de vacaciones. ¡Cuidado! El descanso y el aprovechamiento del tiempo libre debería estar presente todo el año adaptado a la época, el tiempo del que disponemos y a nuestra situación personal y laboral». Ante la pregunta ¿por qué se nos hacen siempre cortas las vacaciones? la experta apunta que «por desconocimiento o incapacidad, muchos no reservan los necesarios tiempos de descanso diario que van más allá de las horas de sueño»; tiempos que son elementales para reparar los daños del estrés en nuestro cerebro y poder aguantar las tensiones de cada día. Este desgaste tiene como resultado menor descanso en el periodo de vacaciones al haber depositado tan altas expectativas en estos días y al llegar a ellos muy cargados de estrés y fatiga. Desde TherapyChat animan a conseguir una desconexión y un descanso pleno durante todo el año que dure aun pasado ese periodo de inactividad. Esto consistiría en: - No idealizar las vacaciones: Es importante no idealizar el descanso y asumir que el tiempo libre no siempre es perfecto. - Aceptar que no existe la desconexión absoluta: Es habitual acordarse de lo que tenemos que hacer el lunes durante el fin de semana, pero que los pensamientos y preocupaciones aparezcan no quiere decir que no estemos descansando. Es algo que no podemos por tanto, lo mejor que podemos hacer es normalizarlo, aceptar la existencia de estos pensamientos sin culpabilizarnos, y tratar de devolver el foco de atención al presente. - Acotar nuestras acciones relacionadas con el trabajo a las horas de nuestra jornada: Por ejemplo, accediendo al correo electrónico solo durante las horas de trabajo o desactivando notificaciones durante el fin de semana. Tampoco es aconsejable pasar nuestras horas libres hablando del trabajo con nuestros familiares y amigos. - Buscar actividades gratificantes para nosotros: Es fundamental dedicar nuestro tiempo libre a aquello que nos importa, como por ejemplo nuestras aficiones. Así, cuando lleguen las preocupaciones, debemos intentar poner el foco de nuestra atención en lo que estamos haciendo en ese momento, lo cual es más fácil si estamos haciendo algo que nos gusta. - Motivarnos pensando en las vacaciones durante los picos de trabajo: Puede ser una buena estrategia para momentos puntuales, pero no debe ser la única. Tal como dice Irene Lorza, tener presente el descanso próximo puede ser un empujón para «convivir con el cansancio y agotamiento tras meses sin vacaciones». No obstante, «no debemos caer en el lamento constante por estar trabajando».


Latest News
Hashtags:   

alargar

 | 

efecto

 | 

rollo

 | 

vacaciones

 | 

Sources