Tuesday 21 September 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

Guillermo M. Gauna-Vivas: «Hay 100 millones de personas que necesitan un brazo»

-Guillermo, que dicen que por ser joven eres pobre, víctima e idiota. -Absolutamente no. -¿Qué te debe el mundo? -Nada. -También dicen que sois la primera generación que viviréis peor que vuestros padres. -Vamos algo atrasados respecto de su cronología. Ellos a los 23 ya estaban casados, eran padres y habían empezado a pagar una casa. Yo estoy a muchos años de podérmelo permitir. -Pero tienes iPad. -Y más ambiciones, más independencia. También somos más dispersos. -Y tenéis unas prestaciones que tus padres ni podían soñar. -Sí, ayer volviendo de vacaciones, aluciné con las carreteras que tenemos. -El problema son las vacaciones. -Disfruto de mi trabajo. De hecho me lo he inventado para poderlo hacer. Pero deseo las vacaciones, estar con mis amigos, con mi pareja. -Trabajar es vivir. -Trabajar es algo impuesto. -¿Cuándo fue la primera vez que te sentiste raro? -Me interesaba más cómo funcionaba la lavadora que un partido de fútbol. Tiraba un mando a distancia de un noveno piso para ver qué pasaba. -Yo lo hacía por el gusto de verlo caer. Pero claro, yo quería ser poeta. -En la ESO me di cuenta de que la curiosidad sería el motor de mi vida. -Ingeniería, robótica. -Antes de las ‘alexas’ y estas cosas yo ya había creado mis dispositivos para encender con la voz la luz o la calefacción de mi habitación. -Era más práctico el interruptor. -Sí, pero con la voz podía fardar ante mis amigos. Y además, y esta es la clave, disfrutaba aprendiendo. -En 2017 tenías 22 años. -Estaba estudiando ingeniería industrial y ya hacía mis primeros pinitos con la impresión 3D en casa. -Una amiga tuya había ido a Kenia. -Y a mí me atraía mucho la cultura africana, de modo que acordamos que iríamos juntos de viaje. -Solidario. -Íbamos a un orfanato a enseñar inglés e informática a los niños, pero la verdad es que yo pensaba que África con su esplendor me iba a enseñar mucho más a mí que yo a los niños. -Una casualidad. -Tres meses antes de partir, descubrí que con mi impresora 3D podía hacer brazos fáciles de acoplar, y pregunté al orfanato si necesitaban brazos. -Es lo que en casa siempre preguntamos, antes de viajar. -Es una pregunta rara. Y la primera respuesta fue que no, pero luego preguntaron en la comunidad y me mandaron 5 fotos de personas sin brazos. -No habías puesto nunca brazos. -De hecho no existían este tipo de dispositivos fabricados con impresión 3D. Sólo manos para niños sin dedos. -Pero tú creaste brazos. -Para personas sin codo, con un mecanismo de hilos y gomas. Cuando subes el hombro, la mano se cierra. -Y cuando bajas el hombro. -La mano se abre. -Los niños. -Pueden valerse e ir al colegio y no tienen que quedarse mendigando. -Los adultos. -Son más independientes, comen solos y acceden a trabajos mejores. -Viajaste a Kenia con 5 brazos. -Y allí lo vi claro. Si lo puedo hacer, por qué no lo voy a hacer. -Y todo esto, ¿quién lo pagaba? -Al principio lo costeaba yo pero a partir de Kenia creé un bote online para que no me costara dinero. -Tuviste repercusión en los medios. -Fui acumulando para comprar impresoras y llegué a otros países como Colombia, Cabo Verde o México. -También España. -Aquí, la Seguridad Social te facilita un dispositivo muy concreto y por ejemplo los ancianos no pueden con el peso de un brazo biónico, y el nuestro sólo pesa 500 gramos. -Mientras tanto trabajabas en una fábrica de juguetes electrónicos. -Era mi trabajo soñado. El mecanismo de las cosas. En mi tiempo libre imprimía brazos y los enviaba. -En 2019 estabas en 35 países. -Y no pude más. Sólo trabajaba. No veía a mis amigos. Me sentía solo. -Dejaste tu trabajo soñado. -Llevaba tres años ahorrando y pensé en cómo dedicarme plenamente a imprimir brazos y a ofrecerlos gratuitamente, pero pudiendo vivir de ello. -Colegios. -Creé el ‘pack’ educativo Helping para fomentar el valor de la tecnología en las escuelas. Con los beneficios de la venta de este ‘pack’ puedo pagar a las seis personas -entre ellas, yo- que trabajamos en Ayúdame3D. -He visto que el último propósito de cualquier persona inteligente y sensible es siempre ser generoso. -Cuanto más conoces el mundo, más entiendes que hay que ser agradecido. -No se puede ensuciar. -Contaminar, aprovecharse, monopolizar: es lo mismo. Hay que buscar alternativas. -¿De dónde le viene este impulso? -De mis padres: son muy empáticos, aunque sin demasiados recursos. -¿Familia pobre? -Digamos que no somos ricos. -La primera norma es salvarse uno. -La segunda es ayudar a la gente de tu alrededor, aunque sólo sea porque si no les va bien, van a perjudicarte. -¿Si hubieras sido rico, habrías trabajado tanto? -Trabajar es una imposición pero no creo que no hubiera hecho cosas. De hecho, cuando eres joven, eres millonario, porque no tienes cargas, y yo ya imprimía brazos en mi tiempo libre. -¿Cuál es el siguiente paso? -Me di cuenta durante la pandemia, imprimiendo máscaras faciales. Podemos hacerlo todo. Podemos mejorar la vida de muchas personas y en muchos aspectos. Ahora fabricamos cajitas con dibujos de superhéroes para envolver las bolsas de quimioterapia que se administran a los niños. -¿Les ayuda? -Por lo menos les anima, porque les decimos que les transferimos superpoderes y se ponen contentos. -I+D -También invertimos mucho en innovación para poder imprimir utensilios rarísimos para casos únicos que nadie más se molesta en crear porque no son rentables. -Imprimir piernas. -Es mi reto, pero es muy difícil, porque tienen que soportar mucho peso. No es lo mismo coger una cuchara que aguantar el peso de tu cuerpo. -Hoy estás en 50 países. -Y el año que viene espero estar en 100. Hay 100 millones de personas en el mundo que necesitan un brazo como los nuestros. LA MEJOR GENERACIÓN DE ESPAÑA Pedro Fernández, notario: «Todo lo que merece la pena cuesta esfuerzo» Dado Díez-Hochleitner: «En Madrid hay dos perros por cada niño» Pablo Vidarte: «Podremos vivir indefinidamente» Claudia Pierre, abogada: «Me mido a cualquier hombre. No somos mejores ni peores» David Salcedo: «Madrid es la pera y cada vez más. Madrid es un todo»


Latest News
Hashtags:   

Guillermo

 | 

Gauna

 | 

Vivas

 | 

millones

 | 

personas

 | 

necesitan

 | 

brazo

 | 

Sources