Friday 6 August 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 15 days ago

Mhamed, el olvidado cerebro militar detrás de la matanza de Annual que estudió en Málaga y Madrid

No es fácil encontrar noticias en la prensa española de la década de 1920 sobre Mhamed, cuyo papel en la Guerra de Marruecos quedó ensombrecido por su omnipresente hermano: Abd el-Krim, responsable hace justo cien años de la mayor matanza sufrida por el Ejército español en toda su historia, con más de diez mil muertos, cuyos cadáveres, muchos de ellos descuartizados con saña, fueron olvidados para siempre sobre las tierras áridas de Annual. El escritor Ramón J. Sender recordó posteriormente cómo las mujeres indígenas seguían a la retaguardia mora torturando y rematando a los españoles heridos. A muchos les arrancaron las muelas mientras estaban vivos para hacerse con el oro de sus empastes. A otros, incluso, los abrieron en canal a golpe de gumía. «Degollaban sin piedad a nuestros soldados con salvaje ferocidad», confirmó un superviviente de la represión ordenada por Abd el-Krim, que no solo trataba de ganar la guerra, sino que quería también aplastar, humillar y aterrorizar a los españoles para dejar constancia del odio que sentía por ellos. El detalle más contradictorio de aquella matanza es que fue planeada por el mencionado hermano de Abd el-Krim, que llevaba también este apellido ya histórico, dos años después de regresar de España, donde se había pasado nueve años estudiando y perfectamente integrado. Todo comenzó cuando, el 28 de diciembre de 1910, le envió una carta al director de la Escuela de Magisterio de Málaga, «suplicándole» que fuera admitido tras el pertinente examen. Tenía solo 15 años, pero la plaza le fue concedida y se mudó, inmediatamente, hasta la ciudad andaluza para vivir una de las etapas más felices de su vida. Tal es así que, cuando acabó sus estudios de Magisterio con excelentes notas, decidió cursar Ingeniería de Minas, en Madrid, hasta 1919, tan solo dos años antes de que optara por masacrar a los que en ese momento eran sus vecinos, conciudadanos, compañeros y profesores. Fue entonces cuando se convirtió en un destacado militar de El Rif y organizó junto a su hermano mayor la resistencia contra las tropas coloniales españolas y francesas, a quienes infligieron importantes derrotas en el norte de Marruecos en los primeros meses de regresar a casa. Abd el-Krim, tras redirse a los franceses en 1926 - ARCHIVO ABC Mhamed y Muhammad El hecho de que el nombre de ambos hermanos fuese prácticamente igual –Mhamed y Muhammad–, dependiendo de las diferentes traducciones en árabe, creó durante años una profunda confusión sobre su identidad. En muchas ocasiones se llegó a creer, incluso, que eran la misma persona, pero no. El primero fue el gran estratega militar de las fuerzas rifeñas, tras su paso por España, mientras que el segundo pasó a la historia como el líder absoluto del movimiento emancipador. Los dos, eso sí, hablaban bien el español, pues su padre se había esforzado mucho en que recibieran la mejor educación. Cuando llegó la definitiva ruptura de los Abd el Krim con España y el ataque sobre las posiciones de Abarrán, Igueriben y Annual, Mhamed conocía ya a la perfección el sistema defensivo español y todas sus debilidades. Fue a partir de ese momento cuando aparece citado en diferentes artículos de ABC como «el hermano de...» y, por lo general, en pequeñas notas. En 1921, dos fotógrafos de ABC consiguen publicar un retrato suyo tomado en Axdir, junto al del coronel Silverio Araujo, que es su prisionero. «Hermano del presidente de la República del Rif, ministro de la Guerra y jefe de las fuerzas que luchan por la independencia», puede leerse en el pie de foto. Ese mismo año, este diario cuenta que Mhamed se encuentra «prisionero de los cabileños de Gomara, a quienes se sigue suponiendo inclinados a entregarlo a las autoridades españolas». En 1923, sin embargo, se le sitúa en Francia, y en 1925, al frente del Ejército rifeño en diferentes puntos de Marruecos. Pero cuando es derrotado definitivamente, en mayo de 1926, él y toda su familia se rindieron a los franceses y vivieron en la isla de Reunión durante dos décadas. De ahí se trasladaron a Port Said y, después, a El Cairo, acogidos por el Gobierno egipcio. Muhammad falleció en 1963 y nuestro protagonista regresó un año después a Rabat, en el Marruecos independiente. Allí le sobrevino la muerte, de un ataque al corazón, justo cuando planificaba su retorno al Rif.


Latest News
Hashtags:   

Mhamed

 | 

olvidado

 | 

cerebro

 | 

militar

 | 

detrás

 | 

matanza

 | 

Annual

 | 

estudió

 | 

Málaga

 | 

Madrid

 | 

Sources