Monday 17 May 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 29 days ago

La impresión 3D se viste de largo en el sector de la moda

Una bufanda, zapatos, jerseys... A día de hoy, ya es posible fabricar casi cualquier prenda con tecnologías 3D, aunque bien es cierto que la fabricación aditiva ha penetrado, sobre todo, en el sector de la alta costura, fundamentalmente porque aún no se pueden generar grandes colecciones debido a la limitación de la maquinaria. Esto hace que se trabaje en prendas exclusivas, que se realizan a medida y gusto del cliente. Es decir, productos cien por cien personalizables a los que la impresión 3D confiere un valor añadido sobre cualquier otra prenda. Uno de los problemas del sector de la moda es el exceso de tejido que se genera en el proceso de corte de la fabricación de los productos. Se calcula, según las fundadoras de ZER Collection, Ane Castro y Núria Costa, que el 20% del tejido se desperdicia durante ese proceso. Esto, con la fabricación aditiva, se acaba. Estas emprendedoras, que vieron en Holanda, durante su estancia Erasmus, las grandes ventajas que aportaba la tecnología 3D al sector de la moda, decidieron emprender por ese camino con la idea de hacer más sostenible al sector en España. Y es que con las nuevas tecnologías se fabrica bajo demanda, por lo que no hay desechos y se acaba con «el problema medioambiental». «Nosotros solo generamos en 3D el tejido que encaja con la prenda o diseño, por lo que se acaba con las toneladas de tejidos que con la moda tradicional se generaban», cuentan las fundadoras de esta compañía. «Es un cambio muy grande, sobre todo al hablar de sostenibilidad», concluyen. Banco de pruebas Si bien es cierto que ayuda a agilizar y a reducir costes a la hora de realizar los diseños, aun es una manera de trabajar que no permite a las marcas mejorar sus beneficios, entre otras razones porque no se puede utilizar para la producción en masa. «Para las pruebas de concepto es de lo mejor que hay porque es mucho más económico hacer una prueba en 3D que hacerla de manera real y que después no vaya a salir», comenta Gabriela Izquierdo, Project Manager del Instituto Tecnológico del Textil AITEX. Con las nuevas tecnologías se fabrica bajo demanda Es en los materiales donde está el principal freno al desarrollo de esta forma de trabajo en el ámbito de la moda. Aunque actualmente hay técnicas que están mejorando la calidad de las prendas, todo lo que se produce es «muy plasticoso». Así lo cree Gerard Rubio, consejero delegado de Kniterate, una empresa que trabaja con las máquinas tricotosas y usan los métodos de fabricación textil más tradicionales llevándolas al mundo digital. Es decir, es una máquina destinada al pequeño y mediano negocio que automatiza el proceso de creación de prendas de ropa partiendo de un diseño digital. «El problema de la fabricación aditiva en moda es que los materiales no están lo suficientemente evolucionados y los resultados son prendas poco cómodas y poco flexibles», asegura Rubio. Hay que tener en cuenta, explican Castro y Costa, que en el mundo de la moda el objeto está en contacto con nuestra piel, por lo que tienen que usar tejidos naturales. «Hasta que un filamento no llegue a tener una composición que se acerque mucho más, por ejemplo, a un algodón, es difícil que nos planteemos una impresión de prendas interiores». Esa es la razón por la que están más enfocadas en hacer impresión sobre tejidos o en prendas exteriores. Si estos son los problemas a los que se enfrenta el sector a nivel global, las fundadoras de ZER Collection ven que en España, como ocurre en muchos otros ámbitos, hay que añadir la problemática de la falta de investigación y recursos que existen para cualquier tipo de proyecto innovador. A pesar de todo, el futuro de la moda pasa, en cierta medida, por la fabricación aditiva. Es decir, a corto y medio plazo, según el responsable de Grupo I+D Textiles Inteligentes y Digitalización de AITEX, Jorge Moreno, se seguirá trabajando en la línea de «creaciones espectaculares» para el ámbito de la alta costura, tanto joyería como complementos para el textil. Así, dará un salto una vez que mejoren los materiales y las impresoras tengan mayor capacidad y rapidez. Desde Zer Collection, son más rotundas:«En cuanto esos aspectos mejoren, la impresión 3D tiene un futuro muy potente en la fabricación de moda».


Latest News
Hashtags:   

impresión

 | 

viste

 | 

largo

 | 

sector

 | 

Sources