Friday 7 May 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 25 days ago

El 58,5% de las familias atendidas por Cáritas en Barcelona no sabían lo que era el Ingreso Mínimo Vital

El 58,5% de las familias que ha atendido Cáritas Barcelona durante la pandemia no sabían lo que era la renta mínima o el Ingreso Mínimo Vital, y el 14,2% no saben cómo solicitarlo. Este ha sido uno de los datos presentados hoy por la entidad en una rueda de prensa celebrada en el museo Diocesano de Barcelona. «El Ingreso Mínimo Vital no está llegando. Solo existe en el papel», relataba la jefa de análisis social e incidencia de Cáritas en Barcelona, Miriam Feu. Según Feu, este ingreso no logra llegar a quien «más lo necesita» debido a que, en muchas ocasiones, a quien tiene que llegar no dispone de los medios para recibirlo. «Gran cantidad de gente que atendemos no tiene acceso a internet u ordenador para hacerlo. Y con la progresiva digitalización de las instituciones públicas durante la pandemia estas personas se están quedando atrás», explicaba. El total de hogares atendidos que cobran algún tipo de prestación de ingresos mínimos no llegan al 7. La crisis del coronavirus ha provocado que aumente hasta el 66% los índices de pobreza severa, es decir, familias que sobreviven con 465 euros al mes, y hasta el 21% en el caso de los hogares que se han quedado sin ningún tipo de ingreso. «Mucha de esta gente trabajaba cuidando ancianos o como personal de limpieza y, con la pandemia y las limitaciones sociales, se han quedado sin trabajo», añadía. Hasta el 64% de las personas atendidas por Cáritas Barcelona durante la pandemia no disponían de una vivienda digna. Durante esta situación de recesión, uno de los colectivos que más desfavorecido se ha visto ha sido el que incluye a los menores de edad. Hasta un 21% ha empeorado sus notas durante los últimos meses y el 38% de familias no disponen de los recursos digitales necesarios para poder mantener las clases con regularidad. A su vez, 1 de cada 3 personas atendidas han visto degradada su situación física y mental. «Hemos detectado un aumento en el miedo y en la incertidumbre de muchas personas debido a la situación actual y, sobre todo, con lo que depara el futuro», señalaba el director de Cáritas Diocesana de Barcelona, Salvador Busquets. «De normal, nuestro presupuesto antes de la pandemia era de entre 180.000 y 200.000 euros de presupuesto al mes. Este mes de agosto, esta cantidad superó los 600.000 euros», confesaba. Una decisión, que tal y como explicaba el propio Busquets, ha llevado a la entidad «endeudarse». Miriam Feu ha recordado que esta situación de crisis es «responsabilidad de toda la sociedad, incluida la clase política», y ha aprovechado para realizar una serie de reclamaciones a la misma, entre las que se incluyen una reforma de la renta garantizada, el avance en políticas de vivienda y digitalización, aumentar el parque de alquiler público, centrar a los niños y ancianos en el punto de actuación de las políticas públicas y visibilizar la situación de colectivos invisibilizados.


Latest News
Hashtags:   

familias

 | 

atendidas

 | 

Cáritas

 | 

Barcelona

 | 

sabían

 | 

Ingreso

 | 

Mínimo

 | 

Vital

 | 

Sources