Tuesday 13 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

El momento en el que Miriam Díaz-Aroca asumió el olvido profesional: «No hay ningún criterio»

Miriam Díaz-Aroca (59) ha trabajado con maestros de la televisión y del cine como Hermida, Almodóvar, Ibáñez Serrador, Trueba... Incluso coprotagonizó la mejor película extranjera para los premios Oscar, Belle Epoque (1992). Ahora está trabajando en la segunda temporada de Toy Boy , pero estuvo sin hacer una serie de televisión casi diez años, desde 2009 hasta 2018 cuando se interpretó a sí misma en Paquita Salas . Sin embargo, hace cinco o seis años, se dio cuenta de que la profesión había dejado de contar con ella. La actriz (y periodista) contó muy tranquila en Domingo Deluxe (Telecinco) que, a pesar de ello, nunca ha caído en el victimismo, ni en el «quejismo»: «Llegó un momento en el que haces todo lo que hay que hacer para estar ahí...». No le dio sí rabia. Ese olvido se convirtió en un «regalo» con el tiempo: «Empecé a construir la mujer que soy». Miriam Díaz-Aroca «Al principio te pegas. ¿Cómo es posible? ¡Pero yo estoy más formada que nunca! ¡Pero si ahora soy mejor que nunca! », contó Miriam Díaz-Aroca cuando Jorge Javier Vázquez le preguntó en Domingo Deluxe por el momento exacto en el que se dio cuenta de que habían dejado de contar con ella como actriz y presentadora de televisión. «Fue un gota a no de repente, a cascoporro, y ya me voy», rebatió ella. El presentador le preguntó a qué se debía su desaparición en la pantalla. Díaz-Aroca fue muy sincera: «[Lo achaco] a que la profesión es caprichosa. Esta bendita profesión es absolutamente capr no hay ningún cr no hay un no valgo , no me quieren , no lo hago bien , ¡no existe! Mucho tiempo pensaba yo ¿Por qué? . Pero un día me di cuenta de que es así la profesión. Es una montaña un día estás más otro día, más abajo». La protagonista de la serie Mis adorables vecinos (Antena 3, donde coincidió con Paz Padilla, reconoció haber sido una chica siempre dependiente de un «reconocimiento exterior», de reclamar cariño («Mírame, estoy aquí!»), pero llegó un momento en el que reparó que todo aquello era «ficticio» y tenía fecha de caducidad («Se acaba muy prontito»). Lección personal y profesional «He tenido que hacer un trabajo de saber que no hay que esperar nada de fuera, ni de amor, ni de trabajo, ni de reconocimiento. Lo importante es lo que yo voy a crear conmigo misma. Y soy una mujer creativa, inquieta, y no tengo que esperar a que me digan cosas de fuera. Cuando tú construyes desde dentro, las cosas te afectan muchísimo las colocas en su lugar para no depender de ellas», reflexionó Miriam Díaz-Aroca sobre cómo había superado el dejar de aparecer en pantalla.


Latest News
Hashtags:   

momento

 | 

Miriam

 | 

Aroca

 | 

asumió

 | 

olvido

 | 

profesional

 | 

ningún

 | 

criterio

 | 

Sources