Thursday 15 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

Al independentismo le molesta Seat

ERC exigió que las Comunidades Autónomas gestionen los fondos europeos y el Gobierno de Pedro Sánchez anuncio en diciembre del año pasado que Cataluña gestionaría el 17,1% de dichos fondos. En la previa a la visita del Rey el pasado viernes a la planta de SEAT, con motivo del 70 aniversario de dicha empresa, se anunció que los primeros fondos europeos que lleguen a España se dedicarán a la construcción en Martorell de una planta de baterías para coches eléctricos que será impulsada por un consorcio mixto público-privado. Con este anuncio la visita del Rey a Barcelona dejaba de ser una mera conmemoración de las primeras siete décadas de la planta de la antigua Sociedad Española de Automóviles Turismo para convertirse un anuncio formidable de futuro, la única buena noticia que la economía catalana recibe en muchísimo tiempo tras la caída de Nissan, Bosch, la huida de miles de empresas, la cancelación del Mobile, la fuga de la Agencia del Medicamente y un inacabable lista de desgracias que no son fruto del azar sino de la perseverancia de la Generalitat en hundir nuestro barco tal como hacían los piratas en los cuadernos de Asterix. Ante esta magnifica noticia tanto desde el Ayuntamiento de Barcelona como desde la Generalitat, en un movimiento que pone de manifiesto una sagacidad extrema, ni Colau ni Aragonès asistieron para según ellos protestar por la presidencia del Rey. Hay muchas formas de ser irrelevante, en ocasiones es por indiferencia de quien ostenta el poder, en otras por estupidez propia. La que elige la Generalitat es la irrelevancia estúpida. Seat y su propiedad, el Grupo Volkswagen (VW), tienen muy clara la apuesta de la Generalitat por la irrelevancia estúpida, su Presidente, Herbert Diess, horas antes del acto puso un tweet en el que cito a Pedro Sanchez y a la Comisión Europea: «España tiene un enorme potencial para ser un hub de movilidad eléctrica en Europa». Ni rastro de Cataluña, ni de Aragonès, cuando uno se empeña en ser un don nadie lo consigue. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, la Generalitat intentaba influir y tener una agenda propia, hoy ya no. A aragonès le importa más que la CUP no se levante de la mesa de negociación para formar gobierno y mantener así toda la maquinaria independentista en la Generalitat que el 10% del PIB nacional que supone la automoción. La última vez que la Generalitat intentó tener agenda propia fue tras los actos de violencia organizados por los CDR, o sea por el Gobierno independentista catalán, con la excusa de la sentencia del Tribunal Supremo sobre los políticos convocantes de un referéndum ilegal el 1 de octubre, que tuvieron entre muchos de sus efectos, la paralización por falta de abastecimiento de la planta de Seat de Martorell. Los directivos de Seat pusieron el grito en el cielo y amenazaron con irse de Cataluña. Aragonès pidió una reunión a la cúpula de VW, se supone que para decirles «no se preocupen los actos violentos los organizamos nosotros y nos comprometemos a no cortar nunca más el acceso a Seat, ha sido sin darnos cuenta». Pero en Wolsburgo, el cuartel general de VW, le dijeron que mejor llamará al jefe de Seat en Barcelona y le dieron un portazo. Normal, ninguna victima quiere reunirse con su agresor y Seat es víctima, como todos, los catalanes de las olas de violencia que de forma cíclica el independentismo organiza. Griffiths, el desconocido más importante de Cataluña El primer presidente que el Instituto Nacional de Industria (INI) puso al frente de Seat fue un ingeniero procedente de CASA, José Ortiz Echagüe, desde el año pasado lo es Wayne Griffiths, sin duda el hombre más desconocido y más decisivo en Cataluña. Griffiths como responsable comercial de Seat llevo a la firma a ser la de mayor crecimiento en Europa y en sus manos están 5000 millones de € de inversión entre 2020 y 2025 y el lanzamiento de cinco nuevo modelos híbridos que se producirán en Martorell. Aragonés y Colau el viernes despreciaron a quién tiene en sus manos al 4% de la economía catalana, el 3% de las exportaciones del conjunto de España y 14700 empleos directos. Cataluña hace tiempo que se va al carajo y no es casualidad.


Latest News
Hashtags:   

independentismo

 | 

molesta

 | 

Sources