Tuesday 13 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

Un 8-M marcado por el Covid que se cebó con el mercado laboral femenino

Tras las marchas masivas de los últimos años, Galicia afronta hoy el Día de la Mujer Trabajadora marcado por el coronavirus. Será un 8-M distinto en el que se llama a la movilización y a la huelga respetando las medidas sanitarias, pero las razones para reivindicar la igualdad real entre mujeres y hombres se han vuelto incluso más evidentes tras una pandemia que se ha ensañado especialmente con el mercado laboral femenino. Más del 57% de las personas que están en ERTE en Galicia son mujeres. La tasa de paro femenina cerró 2020 con un 13,2%, frente al 10,3% de la masculina, y por cada cien empleos a tiempo parcial en la Comunidad, 77 los ocupan ellas. «La pandemia evidenció en mayor medida los desequilibrios y desigualdades de género entre hombres y mujeres y puso de manifiesto importantes déficits en nuestro estado del bienestar y protección social», recordaba esta semana el sindicato UGT-Galicia en la presentación de su informe sobre el empleo femenino de cara al 8-M. En rueda de prensa, Mamen Sabio, secretaria de Muller e Igualdade de CCOO, explicó este jueves que el empleo y las condiciones de vida de las mujeres «se están deteriorando por culpa de la pandemia, pero también por las desigualdades anteriores a esta situación». La crisis sanitaria, coincide la Xunta de Galicia en su declaración institucional del Día de la Mujer, «puso de manifiesto que muchas de las desigualdades todavía persisten». Los sindicatos han querido llamar la atención sobre una de los motivos que deja a la mujer en desventaja en el mercado laboral. Sobre ellas sigue recayendo el mayor peso en los cuidados de la familia y en las labores del hogar, una ocupación que en un contexto de confinamientos domiciliarios, niños sin escuela y mayores riesgos para la población envejecida se ha incrementado. En su informe, UGT destaca que el año 2020 ha engrosado la cifra de mujeres que ha abandonado el mercado laboral para dedicarse a estos menesteres sin remuneración. Son 10.000 más que el año anterior. Otro dato: El 88,6 por ciento de las personas inactivas, que no buscan empleo por estar al cuidado de niños, adultos enfermos o mayores, se correspondían con mujeres en 2019. Y otro más: Solo el 7% de los que escogen un contrato a tiempo parcial por esta causa son hombres. Brecha salarial y puestos directivos Aunque todavía no hay estadísticas disponibles sobre el impacto de la pandemia del Covid en la brecha salarial, esta ya presentaba cifras abultadas antes de la irrupción del Covid-19. Los últimos datos publicados se corresponden al año 2018. Entonces la diferencia anual retributiva entre hombres y mujeres llegó a alcanzar los 5.284 euros. Las diferencias también son palpables si se analiza quién ocupa las tareas de mayor responsabilidad en las empresas. Solo el 2,3% de las mujeres que trabajan ocupan puestos de dirección y gerencia, recuerda el sindicato UGT. En el caso de la población masculina el porcentaje asciende hasta el 4%. «Las mujeres solo representan el 22% de en los órganos de dirección de las empresas del IBEX 35», apunta también el informe de UGT. La secretaria de Muller e Igualdade de CC.OO de Galicia, Mamen Sabio, afirmó esta semana que el empeoramiento de las desigualdades debido al Covid-19 «carga de razones» al movimiento feminista para movilizarse el 8 de marzo. En su declaración institucional, la Xunta se compromete a seguir trabajando para «acabar con la brecha salarial», para mejorar «la conciliación y lograr un reparto equilibrado de las tareas domésticas», incrementar la presencia de mujeres en puestos directivos e incentivar el empoderamiento femenino. Más de 80 actos convocados en Galicia, pero sin manifestación central A diferencia de comunidades como la madrileña, el movimiento feminista tomará las calles en Galicia durante esta jornada. La Delegación del Gobierno ha dado el visto bueno a más de 80 actos para reivindicar la igualdad, en los que deberá cumplirse con las medidas sanitarias de distanciamiento social para evitar los contagios de coronavirus. La Consellería de Sanidade recordó esta semana que son las mismas que para el resto de movilizaciones que han tenido lugar en los últimos meses en Galicia. La plataforma Galegas 8-M, convocante de las masivas manifestaciones de los últimos años, ha optado este año por no organizar una manifestación central, pero sí múltiples marchas o concentraciones repartidas por todo el territorio gallego. En sus redes sociales, llaman a los participantes a usar la mascarilla en todo momento, a mantener la distancia de seguridad y respetar la organización en columnas. La plataforma, al igual que uno de sus integrantes, el sindicato nacionalista CIG, ha convocado también para la jornada una huelga, tanto en el entorno laboral como de cuidados y de consumo estudiantil. Además de llamar a participar en las marchas de Galegas 8-M, la CIG ha convocado también 31 actos a nivel local para denunciar la discriminación femenina. Tanto CC.OO como UGT, que también forman parte de la plataforma, han organizado además sus propias concentraciones feministas. Se celebrarán en las siete ciudades. «Lograr que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se convierta en una realidad y alcancemos una sociedad más justa, inclusiva y solidaria es un principio irrenunciable para nuestras organizaciones», señalan ambas centrales en el manifiesto conjunto del 8-M. La CIG llama a la movilización a pesar de la campaña de «desprestigio y boicot» contra el feminismo.


Latest News
Hashtags:   

marcado

 | 

Covid

 | 

mercado

 | 

laboral

 | 

femenino

 | 

Sources