Monday 8 March 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 12 days ago

Ramón García recuerda los silenciosos inicios de Pilar Rubio en El Precio Justo

El invitado era Ramón García, pero parte del protagonismo acabó desviado hacia Pilar Rubio, porque así lo quiso el presentador bilbaíno cuando la colaboradora de El Hormiguero entró en escena con su sección de moda. Ramón García: A Pilar la conocí... Pilar Rubio: Cuenta, cuenta. Ramón García: Ni tenía niños, ni estaba casada con Sergio [Ramos], ni nada. Y trabajaba en el plató de al lado mío cuando yo hacía el Grand Prix y ¿Qué apostamos? . Y allí estaba Pilar, allí la conocí. Pilar Rubio: Yo hacía El precio justo . Para recordar aquellos tiempos, uno y otro empezaron a simular una presentación de producto como las que se hacían en el programa. Pilar Rubio empezó a hablar, y Ramón García la cortó: «Lo hacía sin voz. La voz la ponía otro. Ella hacía los gestos». Y puso él la voz mientras ella movía las manos. Estaban hablando de 1999, cuando el histórico espacio –que en breve regresará a antena– lo presentaba Carlos Lozano. lt;iframe src= //www.youtube.com/embed/pfwMUh714y4?wmode=transparent jqoemcache=Kmbr1 width= 425 height= 349 allowfullscreen= true allowscriptaccess= always scrolling= no frameborder= 0 style= max-height: max-width: gt; lt;/iframe gt; «Soy el hombre más feliz del mundo» Fue presentado por Pablo Motos como «una de los más grandes presentadores de la historia de la televisión en España». Hablaba, claro, de Ramón García, que en los últimos años ha centrado su trabajo en un ámbito territorial (Castilla-La Mancha) y en un sector poblacional (los mayores) muy concretos. El bilbaíno mantiene un programa de gran audiencia en el canal de esa autonomía, como contamos en Play el pasado verano. Venía precisamente directo desde su programa: «Ramón, no me abandonéis», le pidió hoy mismo un señor de 82 años. En Compañía se llama el programa, que se estrenó un 30 de mayo de 2016 y que el 30 de abril del pasado año cumplió mil tardes en antena. «Ayudamos a que la gente termine con la soledad. La pandemia de antes se llamaba soledad. Y los abuelos la padecen mucho», empezó diciendo. «Los viejos se nos están muriendo a paladas por el coronavirus. Y nosotros le queremos dar vida y visibilidad». «Me ha hecho mejor persona. Yo no sabía lo que era la soledad. Aprendo todos los días muchísimas cosas», reflexionó. De los muchos que ha presentado, es el programa del que más orgulloso está, porque le permite «ayudar de verdad». «Soy el hombre más feliz del mundo», concluyó. Una de las personas que acudió a buscar pareja a su programa –también tiene ese toque Lo que necesitas es amor – fue Concha Motos, tía del presentador de El Hormiguero . «Soy la tía de Pablo Motos», fue lo primero que le dijo al presentador bilbaíno cuando la fue a saludar al camerino, que es algo que tiene por costumbre con todos sus invitados. La mujer se le quedó dormida en el plató, en directo, lo que no es, ni mucho menos, excepcional. El programa es después de comer, por lo que les entra el sopor que precede a la siesta. Ramón García contó anécdotas de su pasado en las televisiones de ámbito nacional como presentador, que acabó siendo la profesión de aquel vasco que de niño quería ser torero o cura. Por ejemplo, recordó cómo surgió lo de tomar las riendas de ¿Qué apostamos? . Fue a raíz de acudir como invitado al programa ¡Hola Raffaella! en TVE, pues la italiana lo conocía de verlo en No te rías que es peor . Se hacía un número de hipnotización masiva. Él disimuló, pues no se llegó a dormir, según reveló a Pablo Motos. El programa tuvo una audiencia descomunal. Los que lo hacían le plantearon ser el presentador de ¿Qué te apuestas? , que era como se iba a llamar. Aceptó. Y triunfó con ¿Qué apostamos? , junto a Ana Obregón . «En los 90, Ana y yo hacíamos todo». Incluso despedir el año viejo y recibir el nuevo: «He hecho 16 campanadas» . Lo que pocos saben, según dijo, es que la primera vez dijo que se lo plantearon dijo no . Se lo propuso Ramón Colom , entonces director general de RTVE, cuando presentaba Esto es espectáculo . Tenía una buena coartada. Llevaba cinco años sin ver a su hermana, que vivía en Colombia. Justo regresaba para Fin de Año, y iba a cenar con ella y con sus padres. Al año siguiente, volvió a recibir la llamada de Colom, que le dijo esto ya de entrada: «Si están tus padres y tu hermana, venís a cenar a Madrid». Fueron sus primeras camp con Ana Obregón, claro. Con ella llegó a grabar un disco, que incluía la pésima canción Pienso en ti –«que fue la sintonía de la Vuelta a España de ese año»– y la musiquita de ¿Qué apostamos? . Ramón García lleva tantos años en la tele que, como hemos contado al principio, conoció a Pilar Rubio –que hoy ha lucido un peinado a lo Marge Simpson– cuando la hoy colaboradora de El Hormiuguero era una joven azafata de El precio justo . lt;iframe src= //www.youtube.com/embed/oh8MT5H8GhM?wmode=transparent jqoemcache=s81Uk width= 425 height= 349 allowfullscreen= true allowscriptaccess= always scrolling= no frameborder= 0 style= max-height: max-width: gt; lt;/iframe gt;


Latest News
Hashtags:   

Ramón

 | 

García

 | 

recuerda

 | 

silenciosos

 | 

inicios

 | 

Pilar

 | 

Rubio

 | 

Precio

 | 

Justo

 | 

Sources