Friday 16 November 2018
Home      All news      Contact us      English
abc - 7 days ago

La plantilla apuesta por Solari

la suerte no existe, la suerte se trabaja. Zidane dejó esta reflexión en su andadura en el Real Madrid. Solari ha cogido las riendas del equipo y el cambio ha sido absoluto. Tres victorias en tres competiciones distintas, once goles a favor y ninguno en contra. Son datos de acierto rematador y mejoría defensiva que son importantes en un conjunto que fallaba decenas de ocasiones y sufría muchos tantos en la era Lopetegui. ¿Qué ha cambiado él? Benzema, delantero del Real Madrid: «No lo veo como un entrenador de unos meses, sabe mucho de fútbol y quiero que se quede hasta el final de la temporada» El análisis de la dirección deportiva y de la plantilla desvela que la situación que soportaba Lopetegui en cada partido afectó a los futbolistas en tal manera que ellos también sentían cada encuentro como una final. La presión se hizo insostenible y bloqueó al grupo. Llegó Solari el 30 de octubre y fue una liberación. Supo desde el primer día cómo manejar la situación. El extécnico del Castilla es un hombre inteligente, culto, que ha vivido el fútbol en varios países, que ha escuchado en su casa las responsabilidades de jugador y de entrenador en todos sus antecesores familiares. «Mucha gente no sabe que es un hombre que lleva mucho fútbol dentro en todas sus facetas», recuerdan dos antiguos compañeros del primer Real Madrid de Florentino Pérez que no desean publicar su nombre y convivieron con Solari en el equipo. «Estaba preparado para ser entrenador desde hace años y le faltaba una oportunidad como esta». La aprovecha. Odriozola, lateral del Real Madrid: «Es un técnico excelente que además fue muy buen jugador y estamos a muerte con Solari» Los campeones de cuatro Champions son francos en su valoración. Solari ha entrado en la cocina de Valdebebas y ha demostrado ser «un buen gestor de grupos». Se dedicó a hablar con los jugadores, como plantel y en particular, para escucharles y pedirles lo que quiere. El capitán, Ramos, ya destacó que para los grandes clubes como el Real Madrid «es más importante saber gestionar el grupo que aplicar tácticas». Lo decía por experiencia. Porque estas plantillas poseen grandes futbolistas y no son tan relevantes los esquemas como saber llevarlos a todos. Solari lo ha hecho. Se los ganado. Los ha convencido porque logró tres victorias y no se ha señalado el pecho para decir que es mérito suyo. Porque no se ha apuntado el retorno al gol y la mejoría la mejoría defensiva, con la puerta a cero en 270 minutos. Porque no se ha arrogado, y podía hacerlo, que el cambio se ha fraguado con decisiones propias que han dado un golpe de timón al equipo. Hizo jugar por fin a Vinicius. Dio entrada a Odriozola y Reguilón en los laterales. Eligió a Courtois como guardameta titular en una elección complicada por el palmarés de Keylor. Y ha ascendido a Javi Sánchez, un central que creció con él desde el filial durante tres años. Ha demostrado más posiciones de personalidad. Rotó a los consagrados y no dudó en sentar a Modric, Asensio e Isco, que precipitó su regreso tras su operación de apendicitis. Cambió a Bale y a Casemiro. Ambos volvieron en Pilsen con ansia y marcaron goles. Y dejó fuera a Ceballos en Liga para darle protagonismo en la Copa de Europa. Lo que ha hecho Solari es repartir esfuerzos, porque piensa que cuenta con diecinueve hombres que pueden ser titulares y debe gestionar tanta calidad y tantos egos. Todas estas actuaciones son valoradas por los líderes de la cocina. Habla a cada futbolista lo justo y no lo hace como su superior. «Escucha al jugador, eso es importante», indica un integrante del plantel. Con sus cambios ha conseguido picar a varios profesionales que se creían titulares y han visto como entraban otros hombres y lo hacían bien. No debe ser ratificado ni tener otro contrato El despido de Lopetegui también supuso que los veteranos supieran que la diana se colocaría ahora en su dirección, pues Solari no podría ser el culpable. Los jugadores calibraron que el nuevo entrenador haría rotaciones para reencontrar el camino. Comenzar desde cero alertó al plantel y les hizo reaccionar. La gestión externa de Solari ambién ha gustado a jugadores y entidad. No critica a un profesional ni se escuda en los fallos de uno para cubrirse él. «Nunca dejará vendido a un jugador, hablará claro en la cocina, no en la prensa», resaltaba uno de sus excompañeros del periodo 2000-2005. En pleno ataque mediático tampoco se puso a la defensiva y contestó con la sonrisa por montera. «No hay que ver todo lo negativo, aquí hay muchas cosas buenas». Su forma de desarmar el ataque casa con la idiosincrasia del Real Madrid. «Sabe donde está y lo importante que es no decir una palabra que signifique una polémica». Ramos, Casemiro, Benzema, Odriozola, Reguilón y Ceballos han expuesto el anhelo general de continuar con Solari. En este capítulo debemos advertir que no es cierto que el Real Madrid debe decidir tras la visita al Celta si el hispanoargentino es el entrenador elegido. No tiene que hacerle contrato especial. La legislación laboral es gigantesca en este terreno y las posibiliades son enormes. No hay un cara o cruz. El quid de la cuestión es que la entidad medita continuar con Solari hasta final de temporada.

Related news

Latest News
Hashtags:   

plantilla

 | 

apuesta

 | 

Solari

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources