Friday 16 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

La pandemia ha agravado el preocupante nivel de soledad y de privación del contacto físico

Qué importante es sentir cerca a nuestros seres queridos y qué duro es no poder tocarnos cuando más lo necesitamos. La pandemia del Covid-19 nos ha cambiado la vida para siempre y, entre otras cosas, nos ha hecho darnos cuenta de lo vital que es el contacto humano tanto para nuestro bienestar físico como para nuestra salud. El contacto piel con piel lleva aparejadas connotaciones positivas para la mayoría de las personas, que lo asocian con el amor, el afecto y los cuidados. Sin embargo, un abrazo puede tener beneficios probados para la salud, como una disminución del nivel de estrés y de los síntomas de depresión o de ansiedad, además de fortalecer el sistema inmunitario, normalizar la presión sanguínea y reducir el dolor físico. Nivea acaba de hacer públicos dos informes globales consecutivos, primeros en su género, acerca del estado del contacto humano tanto antes como durante la pandemia revelando unos datos sorprendentes. El primero de ellos se realizó entre octubre de 2018 y marzo de 2019 -antes de la crisis sanitaria- mediante una encuesta online a 12.207 personas, de entre 16 y 69 años, de 12 países: Alemania, Australia, Brasil, China, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Sudáfrica, Suiza Tailandia y Reino Unido. El segundo informe, también sin precedentes, se realizó online entre abril y octubre de 2020, inmersos en la pandemia, a 11.706 personas -del mismo rango de edad que el primer estudio- de 9 países: Australia, Brasil, Francia, Alemania, Italia, Sudáfrica, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos. En España, la encuesta se llevó a cabo en enero de 2021 a una muestra representativa de 496 personas y, si algo podemos sacar en claro de sus resultados, es que tanto antes como durante la crisis de la Covid-19, un 90% de los encuestados han confesado que el contacto humano es esencial para tener una vida plena y feliz. La pandemia ha agravado el preocupante nivel de soledad y de privación del contacto físico. Casi la mitad de los encuestados declaran que el aislamiento les ha hecho sentir más soledad que nunca en su vida (un porcentaje que en España aumenta hasta el 58%). Un sentimiento directamente relacionado con la falta de contacto con otras personas, tanto a nivel físico como emocional. De hecho, cuatro de cada 5 personas que viven solas declararon no experimentar el contacto humano a diario, siendo, junto a las familias monoparentales, los adolescentes y los millennials, los más afectados por la soledad. La COVID-19 ha subrayado su importancia, pero ha hecho todavía más difícil experimentar el contacto piel con piel que tanto necesitamos y que, en el caso de España, anhelamos especialmente (casi 3 de cada 4 españoles intentarán compensar la falta de abrazos una vez solucionada la crisis sanitaria). Hemos aceptado la necesidad de distancia social y adaptado nuestro comportamiento en consecuencia. La encuesta muestra que en todo el mundo las personas han sacrificado el contacto físico durante la pandemia y han soportado la soledad como resultado. En nuestro país, un 86% de los encuestados señalan que las barreras impuestas al contacto físico se han multiplicado desde el año pasado, y el 88% evitan los rituales que incluyen contacto, como los apretones de manos, los besos o los abrazos. El 75% de las personas encuestadas afirmó que el aislamiento les ha hecho darse cuenta de lo importante que es el contacto físico para la salud - un porcentaje que en España se eleva hasta el 87% - y han expresado su deseo de recuperar todo lo que han perdido durante tanto tiempo una vez les sea posible. El contacto físico en el círculo más cercano ha disminuido para más de un tercio de los encuestados. Destaca que en España esta disminución ha sido para más de dos tercios, con un porcentaje de 71%. En el círculo social más amplio, el contacto físico ha disminuido para un 40% de los encuestados, haciéndose esta caída especialmente evidente en países como España (75%), Italia (51%), Corea del Sur (49%) y Sudáfrica (46%), donde se han aplicado estrictas medidas de distanciamiento social, y donde la afinidad estaba asentada con el contacto físico en cada cultura antes de la pandemia. Con el estado de vida actual, el contacto físico ha pasado a un segundo plano y para 7 de cada 10 personas no es vital. Pero, sin embargo, 2 de cada 3 encuestados confiesan que desearían recibir más abrazos -en España el porcentaje se eleva hasta el 79%- y, como refleja el estudio de Nivea, un mejor conocimiento de sus beneficios en nuestro bienestar y felicidad podría inspirar al 86% de ellas a incluir más contacto humano en su vida cotidiana. En respuesta a estos preocupantes hallazgos, Nivea, que con su cuidado de la piel ha sido sinónimo durante más de 100 años de cuidar las necesidades humanas, ha lanzado hoy su propósito de marca, comprometiéndose a llamar la atención sobre los beneficios del contacto físico para la salud y a promover el contacto piel con piel tan pronto como las circunstancias lo permitan. «Care for human touch to inspire togetherness», es decir, «cuidar el contacto humano para inspirar la unión entre las personas». Un propósito con el que la firma promete invertir 20 millones de euros en proyectos locales relacionados con el contacto piel con piel, llegando a 150.000 personas, entre las que se encuentran bebés nacidos prematuramente, personas con problemas de visión y ancianos con demencia. «Desde siempre nos hemos dedicado al cuidado de la piel y nosotros siempre hemos cuidado a las personas. Esto es lo que nos ha definido desde el principio. Con nuestra contribución queremos marcar la diferencia y utilizaremos la influencia a nuestro alcance de para difundir los efectos positivos del contacto humano para la salud», declara Stefan De Loecker, CEO. «Es crucial que se tome conciencia de la necesidad y los beneficios del contacto piel con piel para la salud. Asumimos este papel y seguiremos siendo los guardianes del contacto humano y la unión entre las personas. Aunque nos vemos obligados a mantenernos distanciados durante la pandemia, tenemos que mantener e intensificar nuestras relaciones cercanas como un escudo contra la soledad. En nuestro círculo familiar más estrecho, el contacto piel con piel es más importante que nunca», señala Ralph Zimmerer, vicepresidente global dela compañía. Y no hay mejor manera de iniciar el lanzamiento de su propósito de marca que con un vídeo documental en el se descubre la historia real de dos gemelas prematuras y cómo una de ellas logró sobrevivir gracias al contacto piel con piel con su hermana dentro de la incubadora.


Latest News
Hashtags:   

pandemia

 | 

agravado

 | 

preocupante

 | 

nivel

 | 

soledad

 | 

privación

 | 

contacto

 | 

físico

 | 

Sources