Tuesday 13 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

El heterodoxo Bou, otro frente abierto para el PP catalán

El PP deberá afrontar en las próximas semanas otra consecuencia derivada de los malos resultados cosechados en las elecciones catalanas del 14 de febrero. En esta ocasión el foco del conflicto está en Barcelona y podría acabar con la disolución del grupo de los populares en el Ayuntamiento de la capital catalana, donde los de Pablo Casado tienen hoy dos regidores. Hace tiempo que las tensiones se acumulan en el seno de los populares barcelonses. De hecho, Óscar Ramírez y Josep Bou (independiente) trabajan como núcleos separados y casi ni se dirigen la palabra desde el inicio de mandato. «Hay personas, con nombres y apellidos, que deberían salir inmediatamente del partido», aseveró ayer Bou, candidato en los comicios de 2019, en RNE. «O salen del partido, o salgo yo», añadió, tras marcar un plazo máximo de tres semanas. Aunque el empresario evitó señalar a quién se refería, fuentes populares consultadas por ABC confirman que su dardo iba dirigido directamente a Ramírez, con quien mantiene un conflicto de difícil solución. No en vano, Bou se siente abandonado por la dirección autonómica, liderada por Alejandro Fernández, y siente que el partido lo utilizó para levantar las expectativas que tenían los populares en Barcelona. «Haces trabajo y no sales, no cuentan contigo, desapareces de las fotos o tu nombre no está», lamentó Bou. Acercamiento a Vox El ultimátum lanzado por Bou cuadra con su acercamiento a Vox. Fuentes cercanas al edil apuntan que incluso ofreció a Fernández, con quien mantiene buena relación personal, dejar su cargo en el Ayuntamiento antes de la campaña del 14-F. En ese momento, resaltan quienes siguieron de cerca este capítulo, los de Santiago Abascal le habían ofrecido un lugar de salida en las listas para las elecciones autonómicas, pero no de uno, por lo que finalmente Bou prefirió seguir en el barco popular postergando así cualquier decisión hasta después de las elecciones del pasado 14 de febrero. En estos momentos, Bou trabaja con dos escenarios. Uno sería precipitar la salida de su compañero Ramírez intentando quitarle asesores. Y otro, abandonar el grupo de motu proprio . En ambos casos la decisión supondría la desaparición del grupo del PP en el Consistorio, pues no pueden existir grupos unipersonales. En cualquier caso, desde la dirección del PP catalán parecen estar tranquilos y consideran, aseguran fuentes consultadas, que tomarán «las decisiones oportunas de manera libre y sin ultimátums», como el que plantea Bou. Son conscientes, eso sí, de que se les podría abrir un nuevo frente, cuando todavía no se han celebrado los congresos provinciales y Fernández y Casado están reestructurando el PP catalán. Más allá de la trascendencia local, si finalmente los populres pierden Barcelona, sería una mala noticia para Casado. No obstante, el PP tiene una alternativa: dejar que Bou rompa el grupo municipal, se quede como no adscrito y Ramírez, totalmente alineado con la estrategia del partido, se alinee en el grupo de Barcelona pel Canvi que encabeza Manuel Valls y que cuenta con Eva Parera, también diputada autonómica con el PP. Desde el partido del ex primer ministro francés no ven con malos ojos la operación. Hace tiempo que trabajan con este horizonte. «¿Si Parera ha ido en la lista del PP, por quén no pueden ir con Parera los del PP?», apuntaron. Por el momento el plan pasa por seguir cuidando la relación y, en el caso de que se precipite la amenaza de Bou, acoger a Ramírez y esperar a que Cs se avenga a formar una alianza de amplio espectro que sirva de experimento para una eventual reunificación del centro-derecha.


Latest News
Hashtags:   

heterodoxo

 | 

frente

 | 

abierto

 | 

catalán

 | 

Sources