Tuesday 13 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

Cuomo: «Me siento fatal, pero nada fue intencionado»

Andrew Cuomo, el gobernador demócrata de Nueva York, ha sido una presencia constante para los neoyorquinos en el último año, con ruedas de prensa casi diarias para informar de la evolución de la pandemia. En las dos últimas semanas, sin embargo, estaba desaparecido. La razón no es la mejora de la situación con el Covid-19, que todavía es preocupante en Nueva York, sino el aluvión de acusaciones de acoso sexual que han puesto en peligro su permanencia en el cargo y su futuro político. Ayer, ante el aumento de presiones para que dimita, dio la cara en una rueda de prensa en la que no obvió la delicada situación en la que se encuentra. Después de dar el parte de la pandemia, ofreció sus explicaciones. «Me he dado cuenta de que actué de una manera en la que hice que gente se sintiera incómoda», dijo sobre las tres acusaciones de acoso sexual a las que se enfrenta. Dos de ellas son de mujeres que formaron parte de su equipo. Lindsey Boylan denunció que le besó sin su permiso y tuvo comentarios inapropiados, como invitarla a jugar a ‘strip poker’ en un viaje oficial. Charlotte Bennet aseguró que Cuomo le deslizó si estaría dispuesta a tener relaciones con alguien más mayor (ella tiene 25 años y Cuomo, 63), además de otros comentarios de corte sexual. La última acusación fue de una joven que aseguró que Cuomo tuvo una conducta inadecuada con ella en una boda, le tocó la espalda, le preguntó si le podía dar un beso y le agarró por las mejillas. Cuomo pidió perdón el fin de semana en un comunicado, pero ahora lo hizo delante de las cámaras. Pidió perdón de forma repetida, aseguró que si hizo daño «nunca fue intencionado» y que se sentía «fatal» y «avergonzado». Al mismo tiempo, negó las acusaciones: «Nunca he tocado a nadie de forma inapropiada», «nunca supe que estaba haciendo sentirse incómodo a alguien», «nunca quise ofender o dañar a nadie». Doble vara de medir Cuomo añadió que «ha aprendido la lección» y que «será mejor» después de esta experiencia. Eso no incluye en ningún caso dimitir, como le exigen un creciente número de representantes políticos de Nueva York, también del partido demócrata. «Sin duda no voy a dimitir», dijo Cuomo, que pidió que se dejara actuar a la investigación independiente que lleva a cabo la fiscalía general del estado sobre las acusaciones. «Mirad los hechos antes de formar una opinión», rogó el gobernador, que ha pasado de ser una de las figuras más populares de los demócratas por su gestión de la pandemia -incluso con aspiraciones presidenciales- a ser un muñeco político casi roto. Con Cuomo, de momento, buena parte de su partido está teniendo una doble vara de medir. Los demócratas y buena parte de la prensa estadounidense se han lanzado a exigir dimisiones y acabar carreras por acusaciones de acoso sexual. Con el gobernador demócrata, a pesar de que algunos legisladores estatales del partido sí han exigido su dimisión, esos llamamientos todavía no han llegado desde los pesos pesados a nivel nacional. Eso, sin embargo, no implica que el futuro político de Cuomo sea muy complicado.


Latest News
Hashtags:   

Cuomo

 | 

siento

 | 

fatal

 | 

intencionado

 | 

Sources