Tuesday 13 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 1 month ago

Rakitic: «Las manos de Lenglet han marcado el partido»

Exultante es la palabra que podría definir el estado del vestuario del Barcelona, que vivió intensamente la clasificación para la final de Copa en una temporada aciaga. No obstante, el partido estuvo marcado por la mano de Lenglet dentro del área que podría haber dado un vuelco a la eliminatoria. Las redes sociales vivieron un intenso debate por la decisión del árbitro de pasarlas por alto. Muchos seguidores del Barcelona también reclamaron penalti por las de Ocampos en el área del Sevilla. Los comentaristas radiofónicos no se pusieron de acuerdo y varios futbolistas lamentaron la diferencia de criterios a la hora de pitar una pena máxima. Sánchez Martínez determinó que la mano no era voluntaria y que le dio en la mano después de rebotar en el pecho, por lo que no era punible. Lopetegui se lamentó amargamente. «Ahora mismo me tocan todas las cosas malas, los penaltis, las faltas... El VAR puede pitar cualquier cosa», se arrancó Lenglet, autor de la jugada, recordando que ya ha cometido errores en el área culé, como tres penaltis discutibles (ante el Madrid, Juventus y Cádiz) que han costado puntos determinantes, además de fallos que han significado derrotas. «Estamos enfadados, tristes... hemos luchado hasta el final y tuvimos la posibilidad de meternos en la final hasta el último ataque. Ha habido pequeñas decisiones que han marcado el partido y han ido en nuestra contra», lamentó Ivan Rakitic, en referencia a esa jugada. «¡Claro que han marcado el partido!», reiteró el croata. «Hemos jugado con uno menos, la mano del penalti que da igual que sea con intención o no porque está en el área. El criterio sigue sin estar claro y es una pena que se castigue al equipo de esta manera», lamentó. También se manifestó Julen Lopetegui, que no quiso hablar de las jugadas polémicas pero acabó opinando sobre la incidencia que tuvieron en la eliminatoria. «Estamos decepcionados y tristes. Hemos visto la cara amarga al vernos privados de una final en el último minuto del partido. Toca tragar veneno pero hay poco que reprochar a los jugadores. Con diez en la prórroga han hecho un esfuerzo tremendo. Sobre el árbitro podéis juzgar vosotros, que habéis visto las imágenes. Si los entrenadores lo hacemos podemos ser sancionados. Una ocasión manifiesta de gol merece una amarilla, también he visto manos de Lenglet pero el árbitro no las ha visto y toca tragar veneno». Los jugadores del Barcelona evitaron hablar sobre estos aspectos y se centraron en el esfuerzo del equipo. «Es importante para el club, ya que no estamos en el mejor momento de la historia del club. Hemos hecho un partido muy bueno, con mucha intensidad y hemos salido vencedores porque lo hemos merecido. Estábamos preparados para todo y para hacer daño a este equipo. Lo hemos hecho bien. El gol de Piqué ha llegado en el momento justo. Ha sido una victoria merecida. Tenemos muchas prórrogas en las piernas», explicó Lenglet, que añadió: «Cuando Ocampos iba a lanzar el penalti sabíamos que si marcaba teníamos que marcar cuatro y sería muy difícil. Nos ha dado mucha vida la parada de Ter Stegen. A Piqué le aprecio mucho y estoy muy contento que haya marcado el gol del empate», añadió el central francés. Ter Stegen, que paró un penalti decisivo, compareció para explicar sus sensaciones. «Tuvimos la paciencia y la intensidad. Cuando marcamos el segundo todo fue más fácil. El ambiente que hay en el equipo demuestra que estamos muy animados y con muchas ganas de ganar títulos y esto nos da la vida. Con esta victoria nos metemos en una final superimportante. Ahora hay que llevarlo a la Liga. Estamos contentos por la afición, sobre todo por la situación actual. Queremos darle una alegría. Son tiempos difíciles pero nosotros no dejamos de creer en lo que hacemos y queremos seguir mejorando», apuntó. El alemán explicó sus sensaciones cuando Ocampos iba a chutar el penalti: «En este momento tenía la sensación que me iba a tirar ahí. Es un buen rematador desde los once metros pero acerté. Si nos marcaban el gol ya sabíamos que se complicaba todo. Hicimos un partido bastante completo y nos merecimos pasar. Para mí siempre es bueno ayudar al equipo». También estaba contento Pedri, que pudo jugar tras recuperarse milagrosamente de una lesión que se produjo el sábado y que le obligó a retirarse en muletas. «Si entonces me lo dicen, no me lo hubiera creído. Era una locura. Cuando salí del partido tenía mucho dolor pero poco a poco fue desapareciendo y he podido jugar. Aún estoy con la adrenalina arriba. Con el gol de Gerard y la expulsión del jugador del Sevilla todo fue mucho más fácil». «Todavía quedan sueños por cumplir y espero hacerlo en el Barcelona pero jugar una final de Copa es uno de ellos», añadió.


Latest News
Hashtags:   

Rakitic

 | 

manos

 | 

Lenglet

 | 

marcado

 | 

partido

 | 

Sources