Friday 16 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

La difícil prueba de evaluar el aprendizaje en la distancia

Uno de los grandes desafíos de la enseñanza online para los colegios es el de la realización de exámenes. Evaluar a los alumnos a distancia supone un mayor riesgo a la hora de copiar y hacer trampas. La tecnología ofrece cada vez más soluciones, pero también plantea problemas de privacidad. En todo caso, no hay que olvidar que los exámenes no son la única forma de evaluar al alumno. «Pasar al aprendizaje y la evaluación online no está exento de desafíos», reconoce Simon Wicks, director de Secundaria en King’s College Alicante. «Hemos tenido que adaptarnos rápidamente para asegurarnos de que los exámenes online sean sólidos y adecuados», añade. Por ejemplo, se han adherido a «restricciones de tiempo más estrictas cuando sea posible en entornos más formales y estableciendo preguntas que requieren respuestas extendidas en lugar de preguntas de opción múltiple». Es un colegio de educación certificada por Google, y el software de detección de plagio de Google Classroom «ha sido muy útil al establecer asignaciones y evaluaciones». Andrew de Salis, director de Kensington School, cree que la mayor dificultad es que los estudiantes «sientan que su evaluación ha sido justa en relación con su grupo. Tratar de asegurarnos de que los niños trabajen sin ayuda, para que podamos ver que realmente es su trabajo». Desde este centro han insistido en que los estudiantes fueran visibles con los micrófonos puestos mientras realizaban los exámenes. «Nunca puedes estar seguro de que no se les esté ayudando y tratas de diseñar actividades en las que no pueden enviarse mensajes de texto con las respuestas. A veces, la evaluación oral puede ser una buena idea», matiza el director. Tal y como resalta Paloma López Rodrigo, directora técnica de Español de este colegio, «vemos el examen no como el fin, sino el principio para llegar al encuentro del alumno, poder ayudarlo y guiarlo en su aprendizaje. Al final, el medio no debe ser tan determinante para nuestra labor de educar». En Sotogrande International School utilizan Exam.net para las pruebas online. «Todos los estudiantes deben estar en línea y tener sus cámaras encendidas. No es lo mismo que sentarse en el aula, pero está cerca», cuenta su director, James Kearny, Recuerda que la evaluación no se trata solo de exámenes, sino de demostrar el aprendizaje. Esto puede venir en muchos medios diferentes, presentaciones, vídeos, proyectos... «Nuestro papel es quitarnos las anteojeras y ver las numerosas posibilidades para ayudar a los estudiantes a compartir y demostrar su aprendizaje», subraya. Más policia que profesor Tania Castro, coordinadora de Primaria del Colegio San Patricio Serrano, reconoce las dificultades de los exámenes online. «A nivel emocional, se plantea la dificultad de crear un ambiente relajado en clase, ya que no se puede controlar el contexto de cada casa. A nivel académico, es difícil controlar con qué y cuántos recursos cuenta el alumno», indica. Para aumentar el control surgen aplicaciones que permiten al profesor ver las pantallas de cada alumno, «pero tiene el inconveniente de hacer sentir al profesor a veces más policía que profesor. En G-Suite también hay una opción de bloquear Chromebook, lo cual evita que puedan buscar información en otras pestañas, pero a la vez, esa opción impide la recopilación de resultados», explica. En el International School San Patricio Toledo utilizan Exam.net. «Es una plataforma de examen sólida, fácil de usar y segura, los profesores pueden realizar exámenes de alto nivel a través de los propios dispositivos digitales de los estudiantes. Exam.net es ampliamente utilizado por los centros suecos para realizar más de un millón de exámenes cada semestre», cuenta Iñaki Hernández García, director de TIC del centro. «Se han revisado las programaciones de cada trimestre, adaptando los estándares de aprendizaje y los criterios de evaluación a la situación actual», afirma Álvaro Moltó, director del colegio San Patricio La Moraleja. Este centro realiza una evaluación formativa (elaborado por la especialista Neus Sanmartí) «que se lleva a cabo en el día a día mediante la observación». Con ella se valora el proceso de enseñanza-aprendizaje que se lleva a cabo durante el proceso. «El alumno es capaz de detectar el error y las causas que lo provocan para poder autorregularse y mejorar en el aprendizaje», resalta el director. Se valora el trabajo, los procedimientos, el esfuerzo, la capacidad de trabajar de forma individual. Y también cuentan con la evaluación final, «a través de pruebas o ejercicios concretos que valoran la adquisición de los conceptos trabajados en clase, así como determinados procedimientos». Las pruebas online se realizan vía Socrative, formularios de Google,Kahoot y otras herramientas propuestas por el profesor. Respuestas de la tecnología La plataforma EducaMadrid cuenta con una herramienta para evitar que los alumnos copien. El programa permite al docente configurar la prueba a su gusto y, una vez diseñada, el sistema proporciona un código. Los alumnos deben usar ese código para realizar el examen. La plataforma lleva incorporado un sistema de monitorización que, con Inteligencia Artificial, detecta movimientos irregulares (si el estudiante escribe muy rápido o despacio, si tarda mucho en teclear). También integra una cámara que se puede activar para vigilar a los estudiantes. La Consejería de Educación ya ha realizado la fase piloto para comprobar si la herramienta funciona tanto en clase como en casa. Y proporcionará formación a los docentes para que sepan cómo diseñar los exámenes y acceder a la plataforma, que ha supuesto una inversión de 824.736 euros. La plataforma permitirá realizar pruebas de evaluación en línea a los alumnos de Primaria, ESO y Bachillerato «de forma totalmente segura», según, explica la consejería. Estará a disposición de todos los centros docentes sostenidos con fondos públicos de la Comunidad y será totalmente funcional en la segunda evaluación. Para los docentes constituye «un instrumento de funcionalidades integradas» que facilita al docente el diseño de pruebas de evaluación, además de un módulo de autoevaluación que pueden emplear los estudiantes», resalta la consejería. La tecnología sigue brindando respuestas a uno de los retos más complejos de la educación online.


Latest News
Hashtags:   

difícil

 | 

prueba

 | 

evaluar

 | 

aprendizaje

 | 

distancia

 | 

Sources