Tuesday 20 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

Apuesta por el online y diversificación del negocio: por qué El Corte Inglés plantea un ajuste de 3.000 bajas

Los síntomas de fatiga de las ventas físicas y la consolidación del canal online desde que estallara la pandemia obligan a El Corte Inglés a plantear el mayor ajuste de empleo de su historia. En concreto, la compañía presidida por Marta Álvarez tiene previsto presentar en el día hoy a los sindicatos un plan de bajas voluntarias de hasta 3.000 personas. «El objetivo es adaptarse a las nuevas circunstancias y adaptar las necesidades de la empresa a las necesidades actuales», apuntan a ABC fuentes cercanas al proceso. Esto es, impulsar otras áreas de negocio y así diversificar ingresos y potenciar más el canal online, un formato cuyas ventas se dispararon durante el primer semestre del año. El modelo de grandes almacenes está en crisis en todo el mundo. Un hecho que no es ajeno a la compañía española. Así, el plan de bajas voluntarias irá destinado a toda la plantilla con contrato indefinido de El Corte Inglés S.A., y no a los trabajadores del grupo en su conjunto. Se verán afectados el 5% de los empleados de las tiendas de El Corte Inglés, Hipercor y Sfera, que en total suman una plantilla de 63.000 personas. Del total de bajas, hasta 2.500 irán destinadas al personal de tiendas, mientras que las 500 corresponderán a los servicios corporativos de la compañía. La crisis impactó de llenó las cuentas de la compañía, que perdió 510 millones de euros durante el primer trimestre. Al término del segundo logró un Ebitda positivo de 64 millones, pero sus ventas retrocedieron un 12,9%. Gran parte de sus ventas provienen del textil, un sector que si antes de la pandemia ya estaba en crisis por las constantes rebajas, la situación sanitaria le ha terminado de dar la puntilla. Además, su división de viajes sufrió un desplome del 90% de marzo a agosto. Desinversiones No es la primera vez que El Corte Inglés realiza un ajuste de plantilla. El anterior tuvo lugar en 2017, cuando Dimas Gimeno presidía el grupo. Por aquel entonces, el ajuste afectó a 1.340 personas y tuvo un coste de unos 178 millones de euros. Esta nueva propuesta espera la compañía que tengan un coste de 200 millones de euros, los cuales serán sufragados con desinversiones de sus activos inmobiliarios. Para El Corte Inglés, liberarse del ladrillo no es algo nuevo. Estos últimos años, el grupo de grandes almacenes ha ido vendiendo y cerrando activos inmobiliarios no estratégicas. Los últimos cierres han ocurrido este mismo año en Linares (Jaén) y el almacén de la plaza Francesc Macià en Barcelona. Incluso llegó a encargar a PWC la venta de una serie de activos inmobiliarios no estratégicos, una operación que finalmente no llegó a fructificar. Los analistas consultados por este periódico creen que los activos inmobiliarios son un arma de doble filo. El Corte Inglés tejió en su época de mayor expansión, hace más de 20 años, una red de grandes almacenes por todo el país. Una estrategia que hoy día no volverían a realizar si hubieran sabido de la revolución que iba a suponer internet para el comercio. Pero también creen que el ladrillo es una oportunidad para que el grupo de grandes almacenes implemente una estrategia potente de omnicanalidad, ya que su red de almacenes no los tiene ninguno de sus competidores. Antes de la pandemia, el grupo de grandes almacenes tardó en apostar decididamente por las ventas por internet. Por ello, parte con cierta desventaja en su posicionamiento con respecto a otros operadores, sobre todo Amazon, cuyas ventas en España crecen a pasos agigantados. Mejoras en su aplicación De hecho, los analistas recalcan que El Corte Inglés todavía tiene un gran margen de mejora en su estrategia omnicanal. La compañía estrenó durante los primeros meses de pandemia su aplicación de móvil, la cual, al término del primer semestre ya utilizaban 300.000 personas. Una cifra que ha crecido en estos meses. Además, también puso en marcha su servicio El Corte Inglés Plus, con el que los clientes pagaban unos 20 euros al mes para poder recibir compras en menos de horas sin gastos de envío, y que ya usaban unas 100.000 personas al cierre de agosto. La última mejora que plantea la compañía es el proyecto El Corte Inglés en tu bolsillo, que adelantó hace una semana el consejero delegado, Víctor del Pozo, en unas jornadas organizadas por la agencia EFE y KPMG. Con este plan pretende que toda la cadena de valor se convierta en 100% digital y que se pueda disponer de toda la oferta comercial desde cualquier punto de España. Para la realización del mismo, la compañía lo ha propuesto para que sea uno de los que reciba ayudas del fondo Covid para la reconstrucción.


Latest News
Hashtags:   

Apuesta

 | 

online

 | 

diversificación

 | 

negocio

 | 

Corte

 | 

Inglés

 | 

plantea

 | 

ajuste

 | 

bajas

 | 

Sources