Tuesday 20 April 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

Un estudio de Oxford dice que la app británica contra el Covid evitó 600.000 contagios

La aplicación de rastreo de contactos que puso en marcha el servicio de salud británico (el NHS, por sus siglas en inglés) para combatir la pandemia de Covid-19 evitó la transmisión del virus en unas 600.000 personas, según estimaciones de los investigadores de la Universidad de Oxford y el Instituto Alan Turing, aunque el rango es de entre 317.000 y 914.000, unos datos que contrastan con el peor funcionamiento de Radar Covid, la aplicación similar utilizada en España. «Nuestro análisis muestra que la aplicación NHS Covid-19 envía notificaciones de exposición a contactos relevantes», explicó Christophe Fraser, profesor de dinámica de patógenos en el Departamento de Medicina Nuffield de la Universidad de Oxford, que reconoció que, extrapolando los datos a la tasa de mortalidad, se puede decir que el uso de la aplicación evitó «miles de muertes», aunque no dio una cifra. Junto con las aplicaciones de Alemania y Suiza, la británica es una de las más utilizadas en el mundo. Hasta el momento, ha sido descargada en 21 millones de teléfonos móviles, y hasta diciembre había enviado 1,7 millones de notificaciones, muchas de ellas invitando a la gente a autoconfinarse tras haber estado en contacto con una persona contagiada. De hecho, uno de los contactados mediante este sistema fue el ministro de Sanidad, Matt Hancock. Pese a las buenas noticias, el equipo de investigación reconoce que sus observaciones son solo preliminares, y que «la principal limitación de nuestro análisis es que se trata de un estudio observacional» por lo que «sigue siendo posible que los cambios en el uso de la aplicación a lo largo del tiempo y en las distintas geografías reflejen cambios en otras intervenciones». Y aunque según los datos del estudio 16,5 millones de personas la usan regularmente, hay millones que ya han desactivado o desinstalado la app. Aún así, «la aplicación NHS Covid-19 se ejecuta en decenas de millones de teléfonos, lo que la convierte en uno de los productos de software médico más descargados del mundo», se felicitó Wolfgang Emmerich, director ejecutivo de Zühlke UK, la empresa suiza que desarrolló la aplicación. Su uso podría extenderse además a una de las cuestiones más polémicas que están ahora mismo sobre la mesa: el uso de una prueba de vacunación para poder viajar o para acceder a ciertos lugares, como bares, restaurantes, eventos en directo o discotecas. Está prueba podría estar incluida dentro de la app, que entonces pasaría a convertirse de facto en un certificado de inmunidad digital, una idea de la que se habla cada vez más tanto para su uso nacional como en el extranjero y uno de cuyos abanderados es precisamente el ex primer ministro británico Tony Blair, que considera que su uso será «inevitable». Y además de los datos de las vacunas, podría incluir también los resultados negativos de los test PCR. Esta misma semana, el primer ministro Boris Johnson reconoció los «problemas profundos y complejos» que rodean la introducción de certificados de inmunidad, y explicó que el gobierno está haciendo una profunda revisión al respecto porque «hay cuestiones profundas y complejas que debemos explorar, y cuestiones éticas sobre cuál es el papel del gobierno en ordenar o en prohibir que la gente haga tal o cual cosa».


Latest News
Hashtags:   

estudio

 | 

Oxford

 | 

británica

 | 

contra

 | 

Covid

 | 

evitó

 | 

contagios

 | 

Sources