Friday 26 February 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 days ago

¿Por qué no ha oficiado misa el hijo sacerdote de Antonio Tejero este 23-F?

Todos los días excepto los lunes, el padre Ramón Tejero Diez da la misa de las siete y media de la tarde en la parroquia de la Virgen Madre, en Marbella (Málaga). Pero esta tarde el hijo sacerdote del militar golpista Antonio Tejero ha preferido no asomarse por la iglesia donde ejerce como párroco. Cuentan allí que todos los 23 de febrero desde hace cuarenta años es un día especialmente complicado para el padre Ramón. No importa la parroquia en la que se encuentre, todos los años por la misma fecha recibe la visita de algún compañero periodista que intenta hablar con él. Sus feligreses cierran filas entorno a él. Dicen que le protegen porque le conocen: «Nos ponemos a la defensiva porque sabemos cómo es y por la personalidad y carácter que tiene. Si la gente le conociera cambiaría mucho el concepto que se tiene de él. Es un hombre bonachón que tiene una actitud de amor absoluto hacia su padre». Al padre Ramón y a sus feligreses les resulta incómodo porque «la gente que viene a misa quiere discreción y no la hay». Por eso, consciente de que es el hijo más mediático de los seis que Antonio Tejero tuvo con su esposa Carmen Díez, era de esperar que a su iglesia acudieran hoy varios periodistas y curiosos a la hora que dice en Google que abre sus puertas, que es justamente el momento en que se celebra la eucaristía. Ante la posibilidad de que la celebración de la misa se viera interrumpida y por respeto a los parroquianos, el padre Ramón ha preferido cogerse el día libre y desplazarse hasta el municipio de Torre del Mar. Allí viven sus padres desde hace años. Según cuentan desde la parroquia, como sacerdote, muestra que «hay que querer al padre de uno por encima de todo». Eso es lo que siempre les enseña. El padre Ramón procura siempre estar muy pendiente de sus padres, pero más todavía el 23-F de todos los años. Él y sus hermanos intentan acompañar a Tejero siempre que pueden y en especial en un día como el de hoy, que no ha sudo una excepción: «A Tejero le llevan acosando en la puerta de su casa todo el día, también por el balcón». En Torre del Mar es difícil dar con alguien que tenga relación con Tejero y su mujer. A sus 88 años, llevan una vida tranquila alejados de cualquier acontecimiento social, más todavía en estos tiempos de pandemia. Él, como Francisco Franco —a cuyo segundo entierro asistió Tejero junto a su hijo Ramón en 2019, tras la exhumación— también cultiva su afición por pintar al óleo. Pero cuando sale a la calle con su mujer, no se relacionan con nadie. Tras el desayuno, es fácil verles pasear por la orilla del mar o en misa, que no perdonan ni un solo día. Hoy, sin embargo, como hace 40 años, la rutina diaria de Tejero y su mujer, y la de sus seis hijos y 16 nietos, es distinta.


Latest News
Hashtags:   

oficiado

 | 

sacerdote

 | 

Antonio

 | 

Tejero

 | 

Sources