Friday 26 February 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 3 days ago

Los obispos alemanes eligen a una mujer como secretaria general

Es toda una declaración de intenciones. La Conferencia Episcopal Alemana (DBK) ha abierto su Asamblea de Primavera con una primera y significativa decisión, el nombramiento de la teóloga Beate Gilles como nueva secretaria general, en sustitución del jesuita Hans Langendörfer. En palabras del presidente de los obispos alemanes, Georg Bätzig, esta elección es «una señal de que estamos dispuestos a cumplir con el anuncio de llevar a las mujeres a posiciones de liderazgo» en la Iglesia. Se refiere al «camino sinodal», emprendido por la Iglesia alemana, que ha despertado inquietud en otras áreas geográficas del catolicismo por poner sobre la mesa el acceso de la mujer al sacerdocio y a la jerarquía eclesial, el matrimonio para los sacerdotes y el acceso a la comunión de las parejas homosexuales. Beate Gilles, de 50 años de edad, también será la directora general de la Asociación de Diócesis de Alemania (VDD). La selección de candidatos se realizó en una comisión dirigida por el vicepresidente de la DBK, el obispo de Osnabrück, Franz-Josef Bode, y por el obispo de Würzburg, Franz Jung, así como con una agencia de consultoría de personal. Nacida el 2 de mayo de 1970 en Hückeswagen, en Bergisches Land, estudió Estudios Religiosos Católicos y Filología Alemana en la Universidad de Bonn entre 1989 a 1995. En 2000 completó su doctorado con una tesis sobre sobre la retransmisión de los servicios litúrgicos en los medios de comunicación. Entre 2000 y 2010 fue directora general de Katholisches Bildungswerk de Stuttgart. Desde 2010 ha sido la jefa de departamento para Niños, Jóvenes y Familias de la Diócesis de Limburg. Gilles ha sido también la representante de las diócesis de Hesse en el Consejo de Radiodifusión de Hessian Broadcasting Corporation desde enero de 2021. También ha sido la presidenta federal honoraria de IN VIA Alemania, la asociación católica para el trabajo social de niñas y mujeres, desde 2020. No está casada ni tiene hijos, pero según ha destacado la comisión que la ha elegido, está «bien integrada en la familia y entre la juventud a través de sus sobrinos» La comisión ha valorado que se trata de una teóloga «de gran profundidad» y su pasión por el atletismo. «Desafiante y emocionante» Ella ha declarado su «agradecimiento por la confianza que supone este mandamiento» y ha bromeado sobre su condición de atleta, señalando la oportunidad de este punto de su curriculum: «Sé que una maratón no se decide por sus 40 kilómetros, sino por los 1.000 kilómetros de entrenamiento, ¡esa es mi distancia!». Gilles ha enfatizado también en sus primeras declaraciones que «es un gran paso ocupar este puesto de manera diferente». Se ha referido a una fase «desafiante», pero también «emocionante para la Iglesia católica en Alemania» y considera su nombramiento como la prueba de que «algo nuevo ha comenzado con el diálogo del Camino Sinodal en Alemania». El Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK) ha acogido con gran satisfacción la elección de una mujer para el cargo. Su presidente, Thomas Sternberg, ha descrito la elección como una «señal fuerte». La Comunidad de Mujeres Católicas de Alemania (kfd) también felicitó a la nueva secretaria general. «Esta es una clara señal, el que los obispos alemanes han elegido a la doctora Beate Gilles como la primera mujer y primera laica en este cargo. Nos complace que estén enviando la señal correcta a la hora correcta». El sorprendente nombramiento, por otra parte, ha restado protagonismo al que estaba destinado a ser el principal asunto de esta apertura de Asamblea, las presiones sobre el cardenal Rainer María Woelki, alrzobispo de Colonia. Numerosas organizaciones católicas le han retirado su apoyo y colaboración, mientras se multiplican las apostasías en su diócesis, a causa de su gestión de un informe interno sobre abusos, en el que se le acusaba de no haber denunciado públicamente a un antiguo clérigo, ya fallecido. Se da la circunstancia de que Woelki es uno de los pocos obispos alemanes, si no el único, que dentro del Camino Sinodal plantea resistencia a las tesis reformistas. En su carta de salutación a la Asamblea, leída por el nuncio del Vaticano en Berlín al inicio de la reunión en formato virtual, el Papa Francisco ha insinuado una petición de perdón para Woelki. El arzobispo Nikola Eterovic, advirtió sobre el poder negativo de los conflictos, citando al principio y al final de la carta del apóstol San Pablo a los Efesios 4, 31-32: «Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo». «Estas palabras se aplicarían a todos los cristianos y, por tanto, también a los miembros de la Conferencia Episcopal Alemana», les ha dicho. El presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Georg Bätzing de Limburg, se ha unido a las críticas a Woelki y le ha acusado abiertamente de cometer errores. Sin embargo, hasta ahora, el Vaticano se ha abstenido de tomar las medidas solicitadas y ha respaldado al arzobispo de Colonia. «Como Iglesia, no podemos ocuparnos de la reevaluación nosotros solos», ha seguido rebatiendo Bätzing en la primera jornada de la Asamblea de Primavera, tras reconocer que se están haciendo avances pero señalando que «y sin embargo sabemos que no es suficiente para hacer justicia a los afectados». Bätzing ha reconocido que «creo que el cardenal Woelki y en su voluntad de aclarar el asunto», pero también ha expresado comprensión con las reacciones de rechazo y ha abogado por «esperar la publicación del segundo dictamen pericial encargado y renunciar a los prejuicios».


Latest News
Hashtags:   

obispos

 | 

alemanes

 | 

eligen

 | 

mujer

 | 

secretaria

 | 

general

 | 

Sources