Thursday 4 March 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 9 days ago

Al trote fue creciendo la mañana

Así se titula el último libro de poemas de Jesús Pino (Villarrubia de Santiago, 1947) publicado por la Editorial Celya. Hacía tiempo que no leías nada de tu admirado amigo, salvo «El pelele emburrido. Estampas de Villarrubia de Santiago» (Celya, 2019) estudio exhaustivo, prolijo y preciso –como todo lo que imagina Pino– sobre familias y calles de su pueblo natal durante el siglo XVIII. «Al trote fue creciendo la mañana» esperaba en la mesa desde que Jesús lo envió y no hubo inmediatez en su lectura… Habías estado centrada, y algo ausente, en la pintura de otro artista toledano, admirable, y pasó un tiempo hasta responder a la llamada de los poemas. Por fin, hace unos días, celebraste la cercanía al poemario. Y desde sus primeros textos descubriste la lección de cómo escribir poesía que el poeta despliega. Sí, tan riguroso, tan sólido, tan cuidado su proceso, incluso con el más breve verso, que sumergirte en Al trote trajo la alegría de un hallazgo literario extraordinario frente a alguno de los últimos volúmenes de poemas que has leído, plagado de irrelevancias, con errores básicos en los rudimentos poéticos , latoso con su sentimentalidad sin misterio, olvidable. Por el contrario, este libro ofrece, en su perfección lingüística, en su profundidad reflexiva, en su sensibilidad creadora, la naturalidad de la verdadera literatura, la que nace de la necesidad pero también del conocimiento. Portada del libroEl autor desarrolla, en cada una de las partes que componen la publicación, los vínculos con su pasado infantil, la historia amorosa del primer encuentro convertida en el estrato intenso de la intimidad, el homenaje a la herencia literaria de aquellos poetas que aún son modelos vitales y el recuento, humorístico y algo melancólico, de lo que él ha sido para continuar siendo. Cierta es la densidad de Al trote –como todo lo que construye Pino– pero no hay p su ligereza, aunque parezca una contradicción con la consistencia de su contenido, radica en una magnífica cohesión entre los poemas procurando que el libro fluya vivaz y habitado hacia la conclusión del último texto. La poeta norteamericana Linda Pastan escribe, a propósito de la necesidad que anteriormente nombrabas: Como Midas, supongo que/ todo lo que tocamos se convierte/ en un poema–/ cuando el hechizo existe y, curiosamente, dice Jesús en el primer título, «La habitación», señalando la intención que recorre el libro: Escribo/ Apresuradamente./ Lo escribo todo…, / por si caigo en las manos/ del marshall del olvido . ¡Ah, cuánto comprendes la pulsión que expresan! Alguien podrá achacarte que tus elogios deslumbrados sobre «Al trote fue creciendo la mañana» nacen de tu amistad con el autor… Pues claro que sí, no lo niegas, pero es que también eres amiga suya por su inteligencia, por su inagotable creatividad y por su sabia mirada a la poesía.


Latest News
Hashtags:   

trote

 | 

creciendo

 | 

mañana

 | 

Sources