Monday 28 September 2020
Home      All news      Contact us      RSS      English
abc - 2 month ago

«¡Que suene la música!»: Canciones para ayudar en la retaguardia

La cartelera trata de desperezarse en este agosto de estrenos aletargados. Quizá por eso, la propuesta de Peter Cattaneo de mano de Kristin Scott Thomas pueda animar un poco al público que acuda a las salas. El director de «Full Monty» quiere que la gente vuelva a cantar y a bailar frente a la pantalla, aunque aquí la música la ponen las protagonistas de la película, un coro de mujeres formado por esposas de militares que encuentran en su afinada organización un buen escape para la vida fuera del cuartel. Se basa Cattaneo en un programa de la BBC que causó furor en Inglaterra -«El coro: Military Wives»- y a partir de ahí ficciona cómo fue la primera vez que esas mujeres en retaguardia se unieron para encontrar su propia paz mientras sus maridos hacían la guerra en países como Afganistán. ¡Que suene la música! «No es una película militarista ni patriótica ni nada. Yo hago películas para entretener, que los mensajes los ponga cada uno», apunta el cineasta británico en la entrevista en la que presenta un filme tan blanco como la bandera de la paz, y donde el único mensaje llega con las canciones pop de moda que terminan por cantar las protagonistas. Un elenco que encabeza Kristin Scott Thomas, que coge la batuta frente a algunas actrices debutantes, como si fuera la verdadera pionera del coro original. «Busqué actrices que cantaran mal y no les dejaba ensayar demasiado porque quería que todo fuera natural, como son realmente alguno de los 75 coros de mujeres de militares que hay en Reino Unido», apunta el cineasta. Así, cuenta Cattaneo, nació esta fusión entre la música de radiofórmula, las voces de cantantes «amateurs» y el patriotismo de las mujeres que le animaron a dirigir esta particular historia de amistad femenina. Del éxito al silencio Llevaba el director 12 años sin asomarse por la gran pantalla. El éxito de «Full Monty», la película con la que debutó, lo arrolló de tal manera que la resaca le tumbó. «Nunca te cansas de que te pregunten por una película tuya, pero ha pasado mucho tiempo...», responde desganado cuando se le compara esta «¡Que suene la música!» con su primer filme. «Hoy sería muy difícil repetir un éxito como el que tuve con aquella película, todo ha cambiado mucho en esta industria», explica el director, que desde aquel éxito de 1997 quedó enclaustrado como director de cine musical: todas las propuestas de trabajo que le llegaron tuvieron que ver con el mismo tipo de filmes. Aunque no volvió a encontrar la tecla afinada ni con «Lucky Break» (2001), «Sueños mágicos» (2005) o «Un rockero de pelotas» (2008), la última vez que su nombre volvió a estar en un cartel de cine. Ahora, con «¡Que suene la música!», repite algunas de aquellas claves que tanto gustaron al público, aunque sin estriptis ni bailes improvisados en una cola de correos. Aquellas escenas son tan redondas que parecen imposibles de replicar, y más en una historia de mujeres tan rectas como el propio Ejército. Eso sí, la única guerra que vemos en pantalla, más allá de algún uniformado, es la que llevan a cabo Kristin Scott Thomas y Sharon Horgan. La primera es la estirada mujer del coronel, alguien cuyo sentido de la diversión es sentarse a hablar de sus maridos y tomar el té. La segunda, la esposa del sargento mayor, busca la manera de hacerse con el control del grupo para que todo sea más amable. Sus medidas se asemejan más a la de una fiesta universitaria que a la de una revolución en el cuartel: cantar canciones de moda y tomarse una cerveza a media tarde entre ensayo y ensayo. Porque lo que no ha perdido Cattaneo es su sentido del ritmo. Mueve a sus protagonistas -y lo que les pasa- al son que marcan las letras de las canciones de moda. Canciones que todos conocen y cantan, como con «Time after time», «With or without you» o «We are family», que va salteando por el guion a medida que las idas y venidas de las mujeres lo requieren. Y ahí confía el director en que el espectador que salga de casa para ir al cine disfrute con su película: «El coronavirus nos dejó a todos encerrados, pero las salas son un espacio seguro y las películas nos ayudan a olvidarnos de los peores momentos y a evadirnos».


Latest News
Hashtags:   

suene

 | 

música

 | 

Canciones

 | 

ayudar

 | 

retaguardia

 | 

Sources