Sunday 9 August 2020
Home      All news      Contact us      English
abc - 1 month ago

Esta colegiata, un hito del Camino de Santiago, celebra 800 años y Año Jubilar

La Colegiata de Roncesvalles abrirá desde el próximo sábado 18 de julio su Año Santo Jubilar para conmemorar el 800º aniversario de la consagración del templo y el altar, que se consagró un 17 de julio de 1.220. Será un «tiempo de gracia» para el que se han organizado numerosos actos culturales y religiosos a lo largo de todo el año. El jubileo se abrirá el 18 de julio a las 18 horas con una eucaristía presidida por el arzobispo de Pa el 25 de julio, día de Santiago, habrá una misa en memoria de las víctimas del Covid-19; y el 15 de agosto, a las 18 horas, se celebrará la fiesta de la virgen en memoria por los fallecidos en la batalla de Roncesvalles, ocurrida ese mismo día del año 778. A continuación, en el silo de Carlomagno, se rezará un responso por los difuntos y se recordará a los peregrinos ahí enterrados a lo largo de los siglos. Por otro lado, ya en 2021, el sábado 10 de abril se celebrará una misa en conmemoración de la muerte del rey Sancho VII El Fuerte, «fundador y el mecenas principal de la colegiata actual». Además, entre otros actos, el 16 de junio habrá una reunión de cofradías marianas de N el 19 de junio se celebrará una fiesta del Rocío y el cierre del año jubilar tendrá lugar el 17 de julio. Visita a la colegiata Navarra es su diversidad. Montañas y frondosos bosques en el norte y llanuras y un desierto en el sur. Zonas lluviosas y zonas secas. De toda esa variedad, un lugar destaca por su belleza y representatividad por encima del resto: se trata del paraje forestal de Roncesvalles, un bello paso natural de los Pirineos presidido por la ilustre y monumental Colegiata y situado a los pies del puerto de Ibañeta. La naturaleza privilegiada de sus bosques -hayas, abetos y robles- y la arquitectura medieval de sus edificios hacen de Roncesvalles un enclave único, de obligada visita. Cerca de mil hectáreas que tienen su hueco en la Historia porque allí fue donde tuvo lugar la batalla de Roncesvalles (778), una de las más dolorosas derrotas del ejército franco en la que Carlomagno lloró la muerte de Roldán, el mejor caballero de Francia. Hablar de Roncesvalles supone, por fuerza, incluir también al Camino de Santiago, puesto que ese paraje inigualable es la puerta de entrada mayoritariamente elegida por miles de peregrinos para iniciar su viaje en España. La Colegiata que se impone entre los árboles es un antiguo hospital de peregrinos y uno de los puntos más conocidos de la peregrinación compostelana. Un edificio mítico que deja huella a todo el que lo contempla. La Colegiata fue construida a finales del siglo XII y principios del XIII. La explanada de acceso conduce al visitante hacia la Casa Prioral y el Museo Biblioteca para después, a través de un pequeño túnel de bóveda rebajada, acceder a las principales construcciones. La restaurada iglesia colegial de Santa María responde al estilo gótico francés y cuenta con una torre defensiva del siglo XIV. Su altar mayor está presidido por la imagen de Santa María de Roncesvalles (XIV), una talla gótica de madera revestida con plata que apareció milagrosamente por el anuncio nocturno de un ciervo en cuyas astas brillaban dos luceros, según narra una leyenda. Luego se accede al claustro, construido en el siglo XVII tras haberse derrumbado en 1600 el primitivo, de estilo gótico, tras una nevada de las que hacen época. Desde allí, se llega a la capilla de San Agustín, en cuyo centro se encuentra el sepulcro del Rey Sancho VII el Fuerte. Las mazas y cadenas que se exhiben en su cabecera son las que el monarca arrebató al moro Miramamolín durante la contienda de las Navas de Tolosa (1212), hechos que también se relatan en las vidrieras de la iglesia, y que forman parte del escudo de la Comunidad foral. De todo el conjunto monumental, el edificio más antiguo es la capilla del Sancti Spiritus o silo de Carlomagno (XII), de estilo románico. La construcción está asentada sobre una cripta con cubierta de cañón, donde las crónicas aseguran que clavó su espada Roldán tras la derrota durísima infligida por los vascones. Este entorno se completa con otras construcciones, como la iglesia de Santiago, también llamada de los Peregrinos, y edificios civiles como el antiguo hospital, construido entre 1802 y 1807, o el museo-biblioteca, que data de finales del siglo XIX. En él se pueden admirar algunos de los tesoros artísticos acumulados en Roncesvalles a lo largo de la historia, como el célebre Ajedrez de Carlomagno, un relicario de plata dorada y esmaltada considerado una de las mejores obras de la esmaltería medieval. Después del obligado paso por la Colegiata, una opción más que apetecible es dejarse envolver por la tranquilidad de los extensos bosques de hayas que se convierten en pastizales en las cimas más o recorrer alguno de los paseos de la zona, como el Paseo de Zaldua (2 km) o el que recorre el bosque de Basajaunberro (3,9 km).


Latest News
Hashtags:   

colegiata

 | 

Camino

 | 

Santiago

 | 

celebra

 | 

Jubilar

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources