Sunday 12 July 2020
Home      All news      Contact us      English
eldiario - 13 days ago

Como experta en inmunología, todavía hay mucho que seguimos sin saber sobre la protección contra el virus

La enorme rapidez con la que la COVID-19 se expandió por todo el mundo, junto con la naturaleza novedosa del virus, ha obligado a los científicos y técnicos a ponerse al día. En estos momentos, nuestro conocimiento, aunque incompleto, es mucho mayor de lo que era al inicio de la pandemia y los sistemas médicos están mucho más preparados para dar una respuesta.Esto es así porque hemos mejorado en las pruebas de detección de la enfermedad y podemos dar una respuesta a aquellas personas que quieren saber si están infectadas o lo han estado. La doctora Alex Richter dirige los laboratorios de inmunología clínica de la Universidad de Birmingham, donde trabajo, y su equipo ha desarrollado pruebas de serología que detectan anticuerpos contra el virus del Sars-CoV-2. Por el momento, las pruebas de laboratorio como las suyas son más sensibles que los kits de anticuerpos que se están comercializando. Lo cierto es que cada vez hay más kits comerciales disponibles, muchos de ellos sin necesidad de receta médica, a lo largo y ancho del mundo.A medida que vamos avanzando en este terreno, es importante que la población comprenda lo que los anticuerpos revelan sobre nuestra respuesta inmune a la COVID-19 y qué significa que tengamos anticuerpos que nos protejan del virus.Básicamente, los anticuerpos del Sars-CoV-2 muestran que has sido infectado, aunque las personas con otras infecciones recientes de coronavirus (como los que causan algunos resfriados comunes) pueden tener anticuerpos de reacción cruzada, dando falsos positivos. Las pruebas serológicas varían en precisión, pero son más eficaces que las llamadas pruebas de reacción en cadena de polimerización (PCR), los cuales detectan la presencia del virus. Esto es así, en parte, porque dependen menos de la habilidad de la persona que toma la muestra: los anticuerpos en la sangre son más fáciles de detectar que las partículas del virus en los hisopos de la nariz o la garganta.Estas pruebas proporcionan información útil sobre la forma en que una infección se ha propagado entre la población. Es poco probable que las personas recién infectadas tengan anticuerpos detectables durante los primeros días, pero la mayoría los desarrollan entre la semana y las tres semanas siguientes. Saber cuántas personas se han infectado nos ayuda a estimar con mayor precisión el porcentaje de casos graves y de muertes, y esto nos proporciona más información sobre la peligrosidad del nuevo patógeno.También nos ayuda a identificar los grupos de alto riesgo, lo que puede ofrecer pistas sobre cómo se puede transmitir el virus. Tomemos el estudio de Richter, en el que analizó a 516 trabajadores de la salud con el objetivo de encontrar anticuerpos contra el coronavirus: El 34% del personal de limpieza dio positivo, comparado con sólo el 15% del personal que trabaja en cuidados intensivos. Podemos utilizar estas conclusiones para proteger a los grupos vulnerables con medidas dirigidas a este fin.Los anticuerpos también nos ofrecen la esperanza de una futura protección, pero aún no tenemos una visión completa de lo que podría ser la protección inmunológica de la COVID-19.Hay dos tipos principales de respuestas inmunológicas de memoria –cambios en el cuerpo que significan que se puede recordar una amenaza anterior para construir una respuesta rápida de protección en caso de reinfección–: la primera es impulsada por las células B, que producen anticuerpos. La investigación de las vacunas tiene como objetivo generar anticuerpos potentes y duraderos que puedan protegernos de por vida, pero esto no siempre se logra. Cuando los anticuerpos disminuyen, las vacunas de refuerzo pueden ayudar. Cuando los virus evolucionan para escapar a la detección, como la gripe de rápida mutación, se necesita una vacuna de nuevo diseño para frenarlos.El segundo tipo de célula capaz de recordar una infección es la célula T. Las células T pueden ser suficientes para controlar la infección en ausencia de anticuerpos y actúan organizando las defensas inmunológicas (las llamadas células T ayudantes ) o matando directamente a las células infectadas para restringir la producción de nuevos virus (células T citotóxicas). Se han detectado respuestas de las células T en la mayoría de los pacientes de COVID-19 y en los ensayos de la primera vacuna en humanos se ha registrado una potente activación de las células T. Es posible que la memoria de las células T de Sars-CoV-2 pueda durar más tiempo que los anticuerpos, como ocurre en otros coronavirus.¿Se puede desarrollar una respuesta de las células T sin desarrollar anticuerpos? Esa parece ser una posibilidad: un pequeño estudio en pacientes y sus familias muestra que seis de cada ocho miembros de la familia que contrajeron el virus en casa tuvieron respuestas de células T, pero no anticuerpos detectables.Actualmente no existe un test para medir la respuesta de nuestras células T y no aparecen en los test de anticuerpos. Pero incluso una prueba de anticuerpos positiva, en esta etapa, no nos dice mucho sobre la protección. Todavía no hemos sido capaces de determinar la duración de cualquier inmunidad que nos proteja frente al virus. Como con tantas otras cosas relacionadas con esta pandemia, sabremos más a medida que pasen los meses, y las personas que se han recuperado o bien no vuelvan a contraer la enfermedad, o bien sucumban al virus de nuevo.Quizá de más importancia práctica en este momento es un estudio que hizo un seguimiento de 37 personas asintomáticas que dieron positivo en las pruebas de PCR. El estudio mostró que tenían niveles detectables del virus durante más tiempo que los que tenían síntomas. Por tanto, las personas asintomáticas tienen más probabilidades de ser más contagiosas. También sabemos que las personas pre-sintomáticas, las que están en los primeros días después de la infección con el Sars-CoV-2, son también altamente contagiosas. Debido a que a menudo no somos conscientes de que hemos sido infectados, las medidas para asegurar el distanciamiento físico, así como cubrirse la cara, son cruciales cuando se trata de proteger a los demás.Sin embargo, tenemos algunas buenas noticias en el horizonte. Los primeros datos que surgen de los estudios de vacunas muestran que los animales quedan protegidos de la infección de Sars-CoV-2 y que las personas desarrollan sellos de inmunidad protectora. Esto indica que sí es posible desarrollar una memoria inmunológica. La única forma de saberlo con seguridad, sin embargo, es medir lo que sucede cuando las personas que se han presentado voluntarias para probar la vacuna se infecten. Irónicamente, esto llevará más tiempo en los países que han controlado con éxito el virus y que tienen pocas infecciones en curso.Como experta en inmunología viral, veo la inmunidad para la COVID-19 como un rompecabezas que aún tenemos que resolver. Pero cada semana se publican trabajos que aportan nuevas piezas al rompecabezas. Cuando las vacunas estén disponibles de forma masiva, la protección será mucho más fácil de evaluar usando serología y pruebas de laboratorio.En este momento, las pruebas de anticuerpos no confirman la protección. Es demasiado pronto para saber la cantidad y el tipo que sería necesario para ello. Sin embargo, siguen siendo importantes para registrar el progreso del virus en nuestros centros de atención, hospitales, sistemas de transporte público y lugares de trabajo (aunque subestimen a los afectados). Por lo tanto, es fundamental que las personas que han aceptado realizarse las pruebas y que dan positivo no se vean perjudicadas en modo alguno en comparación con aquellas cuyo estado se desconoce. Sin este tipo de vigilancia de la infección, gran parte de los esfuerzos que se han hecho durante el confinamiento habrán sido en vano.La doctora Zania Stamataki es profesora e investigadora en inmunología viral en la Universidad de BirminghamTraducido por Emma Reverter


Latest News
Hashtags:   

experta

 | 

inmunología

 | 

todavía

 | 

mucho

 | 

seguimos

 | 

saber

 | 

sobre

 | 

protección

 | 

contra

 | 

virus

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources