Wednesday 29 January 2020
Home      All news      Contact us      English
abc - 2 month ago

Los republicanos aseguran que fracasará el «impeachment»

El Partido Republicano asumió ayer una encendida defensa del presidente de EE.UU. durante el proceso de impeachment, acusando a los demócratas de armar un juicio político por un cálculo electoral. Los líderes republicanos en el Capitolio han pedido a sus filas votos unánimes contra el impeachment, condenando este proceso al fracaso, ya que tienen una holgada mayoría en el Senado, que en última instancia decidirá si destituye a Donald Trump. Peor para los líderes del Partido Demócrata, un grupo de centristas entre sus filas les ha advertido de que puede votar contra el impeachment porque temen perder en las próximas elecciones. Durante un acalorado debate final en la comisión de Justicia de la Cámara de Representantes, los republicanos desacreditaron ayer todo el proceso de «impeachment», proponiendo un paquete de enmiendas a los dos cargos presentados por los demócratas el martes. Uno de los mayores defensores del presidente en el Capitolio, el diputado republicano de Florida Matt Gaetz, trató de boicotear la vista denunciando que «los demócratas denuncian una serie de delitos falsos sobre los cuales no tienen ni una sola prueba». Los demócratas, que son mayoría en esa comisión y en el resto de la Cámara, bloquearon las enmiendas. Miedo al castigo Aprobados ayer en la comisión de Justicia los dos cargos contra el presidente Trump —abuso de poder y obstrucción de las investigaciones— el caso pasa a la Cámara en pleno, que votará la semana próxima. El año que viene se celebrará el juicio político en el Senado. En previsión de que el proceso acabe fracasando, un pequeño grupo de demócratas centristas ha iniciado una discreta campaña para convencer a sus compañeros de partido de que opten «in extremis» por amonestar al presidente, en lugar de someterlo al «impeachment». El motivo es que ese grupo, una decena de diputados demócratas que ganó sus escaños en zonas muy conservadoras, teme ser castigado en las elecciones de 2020. Los 435 escaños de la Cámara de Representantes se renuevan cada dos años. Los próximos comicios coinciden con las presidenciales de noviembre de 2020. En las elecciones de 2018 los demócratas lograron la mayoría por primera vez desde 2010. Esa victoria les permitió abrir el 24 de septiembre este proceso de «impeachment». Durante 79 días, los demócratas han logrado mantener la iniciativa, interrogando a un total de 17 testigos en la comisión de Inteligencia y acusando después formalmente al presidente Trump de los dos graves delitos, que consideran suficientes para su destitución, dentro de los parámetros que marca la Constitución. Ahora aparecen las primeras fisuras en la oposición a Trump. Según han revelado varios medios norteamericanos, entre ellos «The Washington Post», el lunes por la noche un grupo de demócratas centristas de distritos conservadores en Michigan, Nevada y Nueva Jersey, entre otros estados, se reunieron en secreto en el Capitolio para pactar una estrategia común que pasa, en primer lugar, por intentar convencer a sus compañeros de partido de que opten por una simple amonestación al presidente en lugar del «impeachment», y, en segundo lugar, por explicar de forma coherente las razones por las cuales pueden acabar votando a favor de exonerar a Trump. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, apareció ayer contrariada en una rueda de prensa. «En esta votación cada uno debe actuar según sus convicciones, al final, cada uno tendrá que hacerse responsable de su propio voto», dijo la líder demócrata en una conversación con la prensa en el Capitolio. Según la aritmética electoral de la Cámara, los demócratas podrían soportar hasta 17 deserciones entre sus filas: ellos ocupan 233 escaños, frente a los 197 republicanos, un único independiente y cuatro asientos vacantes. Hasta hoy, sólo dos demócratas se han alineado públicamente con los republicanos en este proceso. Ayer los republicanos recordaron que el «impeachment» está ya condenado al fracaso porque ellos son mayoría en el Senado. Según dijo ayer a los medios el líder republicano en la Cámara de Representantes, el diputado de California Kevin McCarthy, «estas acusaciones no incluyen hechos probados y no deberían ser elevadas al Senado». También defendió McCarthy la necesidad de acabar con el juicio político con rapidez, frente a aquellos republicanos que quieren alargar el «impeachment» y llamar a testificar en el Senado a líderes demócratas como Pelosi o Joe Biden, que se presenta a las primarias de su partido para las presidenciales. Una farsa Por su parte, el presidente estuvo siguiendo durante la jornada de ayer la vista del «impeachment», compartiendo un centenar de mensajes sobre ella en redes sociales. Trump repitió su principal línea de defensa: si demoró un paquete de ayudas millonarias a Ucrania no fue para que ese país investigara al demócrata Biden, sino para obligar a la Unión Europea a invertir más en defensa frente a la agresión rusa. «Lo he preguntado muchas veces: ¿Por qué no ayudan más Francia, Alemania y demás países europeos en defensa de Ucrania? Son ellos quienes más se benefician», dijo el presidente en Twitter. lt;blockquote class= twitter-tweet gt; lt;p lang= en dir= ltr gt;I also have constantly asked, “Why aren’t Germany, France and other European countries helping Ukraine more? They are the biggest beneficiaries. Why is it always the good ol’ United States?” The Radical Left, Do Nothing Democrats, never mention this at their phony hearing! lt;/p gt; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) lt;a href= https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1205156716054241285?ref_src=twsrc%5Etfw gt;December 12, 2019 lt;/a gt; lt;/blockquote gt; lt;script async src= https://platform.twitter.com/widgets.js charset= utf-8 gt; lt;/script gt; Los líderes republicanos compartieron ayer por correo electrónico un argumentario con las principales razones que esgrimirán para oponerse a la destitución de Trump. Entre ellas, que «esta farsa que son las acusaciones del «impeachment» se diseñó en base a un informe elaborado con presunciones, testigos favorables, ausencia de alegaciones tanto de la oposición como del presidente y hechos no constatados». Por eso los republicanos deben boicotear todo el proceso hasta que fracase. ¿Qué sucede ahora? ras su aprobación en la comisión de Justicia de la Cámara, los dos cargos contra Trump se votarán la semana que viene en la Cámara de Representantes en pleno, donde los demócratas son mayoría. Entonces, entrará en vigor el «impeachment», y Trump quedará reprobado, aunque en pleno ejercicio de sus funciones. Hasta ahora, el presidente ha rechazado participar, él mismo o a través de sus abogados, en el proceso desde que este comenzó. Sin embargo, una vez quede reprobado, Trump no tendrá más remedio que defenderse durante el juicio político como tal, que es el que decidirá si se le destituye. Ese proceso tendrá lugar en el Senado, y lo presidirá el presidente del Tribunal Supremo, el juez John Roberts. En él tanto la acusación como la defensa presentarán pruebas e interrogarán a testigos y el veredicto de culpabilidad sólo se podrá alcanzar con una mayoría de dos tercios de votos, algo de lo que los demócratas carecen.


Latest News
Hashtags:   

republicanos

 | 

aseguran

 | 

fracasará

 | 

impeachment

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources