Wednesday 29 January 2020
Home      All news      Contact us      English
abc - 2 month ago

El acuerdo de Weinstein y sus víctimas enfurece a Hollywood

Harvey Weinstein está acostumbrado a ganar. Lo hizo como uno de los superproductores de Hollywood, en una carrera cinematográfica que le cubrió de prestigio y de premios. Ponía y quitaba, a su antojo, directores, actores y actrices. Consiguió el favor sexual de muchas de estas últimas con amenazas, intimidación física o por el puro miedo a las consecuencias de rechazar a uno de los hombres más poderosos de la industria. Ahora, Weinstein ha vuelto a ganar. El productor ha llegado a un beneficios acuerdo provisional con buena parte de las decenas mujeres que le acusan de abusos sexuales. El arreglo, que ha desvelado «The New York Times», supone una indemnización para las víctimas de 25 millones de dólares. Pero Weinstein no pagará ni un duro de su bolsillo ni admitirá haber cometido ningún delito. El desembolso lo harán aseguradoras que cubren a Weinstein Company, su productora, hoy en proceso de liquidación. El acuerdo cerrará la vía a cualquier reclamación futura de las mujeres que participan en él. «Me siento derrotada y sin esperanza», aseguró al diario neoyorquino Zoe Brock, una ex modelo que acusó a Weinstein y que participa del acuerdo. El productor se ha convertido en el símbolo de los abusos sexuales a mujeres desde que «The New York Times» y la revista «The New Yorker» publicaran reportajes en octubre de 2017 con acusaciones de decenas de mujeres. Las revelaciones desataron el movimiento ‘MeToo’, Weinstein cayó en desgracia, perdió su compañía y fue detenido por acusaciones de violación. La paradoja, sin embargo, es que, de momento, se va sin despeinarse, al menos hasta el juicio penal que enfrentará en Nueva York a partir del 6 de enero por dos acusaciones de agresiones sexuales. La resolución tan favorable para Weinstein y quienes fueran sus socios en la productora -se les acusó de proteger y silenciar los abusos del productor- tiene que ver con un proceso legal muy complicado, que se ha extendido durante dos años y que mezcla las reclamaciones de los acreedores y las de las mujeres. Muchas de las víctimas han preferido llevarse una pequeña compensación antes que nada, mientras que el pez gordo, rodeado de un ejército de abogados, se va de rositas. Los 25 millones de dólares acordados para las mujeres están dentro de un acuerdo más amplio de 47 millones que incluye el cumplimiento de las obligaciones de la productora en bancarrota con sus acreedores. Más de un cuarto de todo ese dinero, 12 millones, va para los abogados de Weinstein. Ninguna de las mujeres se llevará más de medio millón de dólares y la mayoría, una cantidad mucho menor. «No me gusta, pero no sé cómo ir a por él», reaccionó sobre el acuerdo Katherine Kendall, una actriz a la que Weinstein acosó a comienzos de los noventa. Time’s Up, el movimiento de famosos de Hollywood contra los abusos sexuales, calificó el acuerdo de «deficiente»: «Es un síntoma de un sistema roto y problemático, que privilegia a los abusadores con poder a expensas de las supervivientes». La compensación económica podría haber sido mayor. Se hablaba de un posible fondo para las víctimas de 90 millones de dólares. Las negociaciones para ese acuerdo las lideraba el fiscal Eric Schneiderman, pero cayó en un escándalo de acusaciones de abusos sexuales y el arreglo se torció. Tampoco ayudó que algunas de las actrices con más fama y músculo financiero que habían acusado a Weinstein -Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie o Salma Hayek- decidieran no formar parte de las reclamaciones. Ashley Judd, una de las víctimas más involucradas en las denuncias a Weinstein, también decidió ir por su cuenta y ha dicho que tratará de llevar a Weinstein a juicio.


Latest News
Hashtags:   

acuerdo

 | 

Weinstein

 | 

víctimas

 | 

enfurece

 | 

Hollywood

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources