Sunday 21 April 2019
Home      All news      Contact us      English
abc - 26 days ago

De Guindos: En 2012 nadie se creía las cifras de la banca española

A veces se nos olvida que la situación de la economía y la banca españolas era de absoluta emergencia , ha recordado Luis de Guindos durante su declaración este martes como testigo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. El exministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), que no intervino ni en la fusión ni en la salida a Bolsa de la entidad, que es lo que se juzga, pero sí en su rescate, ha situado a Bankia como el caso más problemático de una banca española que despertaba dudas a nivel internacional por su solvencia y que amanzaba con llevarse por delante la economía nacional. La realidad es que nadie se creía las cifras que había sobre los balances bancarios , ha admitido De Guindos, informando de que entonces el presidente del Consejo de Europa, Herman Van Rompuy, llamó al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en nombre de los presidentes de la Comisión Europea y del Eurogrupo para exigirle una valoración independiente de las necesidades de capital del sector bancario español. Eso inició el proceso de rescate del sistema financiero nacional. Informe del FMI El actual número dos del BCE ha relatado que en los primeros meses de 2012 se reunió en varias ocasiones con los máximos responsables del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que tanto estos como el G-20 le transmitían su preocupación por la economía nacional. España era el foco de atención, el principal riesgo para la zona euro, y fundamentalmente por el sistema financiero. Había la sensación de que no había suficiente información sobre la valoración de los activos y que además España no podía afrontar su rescate por el déficit público que ya tenía, se estaba hablando del rescate total de España , ha recordado. La situación de la economía española era límite por la percepción negativa sobre el sistema financiero nacional. Había que evitar que España fuera rescatada completamente , ha insistido. Junto con la formulación de las cuentas de 2011 de Bankia sin el correspondiente informe del auditor, la publición a finales de abril de un informe del FMi que apuntaba a las debilidades de la banca nacional y en concreto a las de Bankia avivó las dudas sobre la situación del cuarto banco del país, que unas semanas después fue nacionalizado. De Guindos ha negado, como insinuó Fernández Ordóñez en su testimonio ayer, que influyese en la decisión del Fondo de adelantar a abril de 2012 la publicación parcial del informe, y ha recordado que entonces al frente de la división del sector financiero del FMI estaba José Viñals, exsubgonbernador con Ordóñez. Fusión y salida a Bolsa Lo que nadie había dicho de forma tan clara a lo largo del juicio es que la creación y debut bursátil de la entidad fueron un fracaso. El ahora vicepresidente del BCE lo hace eso sí con el beneficio de la retrospectiva y consciente de que no tuvo ninguna responsabilidad política ni en la integración de las siete cajas de ahorros que dieron lugar al banco ni en la posterior oferta pública de suscripción. La fusión y la salida a Bolsa de Bankia fueron un error , ha dicho De Guindos. En todo caso, el exministro ha recordado que la decisión del equipo gestor de Bankia, entonces encabezado por Rodrigo Rato, de sacar a Bolsa Bankia en julio de 2011 respondía indirectamente a una decisión política: el decreto ley aprobado en febrero de ese mismo año por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que obligaba a las entidades a reforzar su capital bien captando inversores extranjeros, bien saliendo a Bolsa, bien pidiendo ayudas al FROB. La valoración del exministro del Gobierno de Mariano Rajoy, que ya había hecho en su comparecencia en la comisión de investigación la crisis financiera en el Congreso de los Diputados, contrasta con la ofrecida ayer por Ordóñez, que insisten en que las fusiones frías (SIP) como las de Bankia supusieron un avance y que la ops del cuarto banco del país acabó bien . Dimisión de Rato y reuniones con banqueros De Guindos también ha negado haber forzado, en mayo de 2012, la dimisión de Rato, como esta declaró tanto en sede judicial como en el Congreso de los Diputados. El exministro ha descrito que las reuniones con el propio Rato y los presidente del Santander, BBVA y Caixabank en la época, Emilio Botín, Francisco González e Isidro Fainé respectivamente, no se abordó su cese, se habló de la situación de la economía y la banca en general y solo en la última, el 6 de mayo y a petición del propio Rato, se valoró el plan que preparaba para Bankia. Botín y González manifestaron su desconfianza y dijeron que era insuficiente , ha relatado, explicando además que los encuentros del ministro de Economía con los banqueros del país sin la presencia del Banco de España son habituales, pese a que tanto Rato como Ordóñez criticaron que se apartó al supervisor. Rato, según ha contado De Guindos, le informó de su decisió de dimitir como presidente de Bankia y ceder el puesto a José Ignacio Goirigolzarri al día siguiente, y esa misma tarde la entidad lo comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El día 8 Rato telefonea de nuevo a De Guindos y le plantea que quiere seguir como presidente de forma interina hasta la celebración de la junta, a lo que ya sí el ministro se opone y le urge a convocar al consejo de administración y presentar su dimisión efectiva.


Latest News
Hashtags:   

Guindos

 | 

nadie

 | 

creía

 | 

cifras

 | 

banca

 | 

española

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources