Friday 14 December 2018
Home      All news      Contact us      English
abc - 24 days ago

Y todavía se creen al doctor Sánchez...

Resulta conmovedor el afán de la gran mayoría de los españoles por dar crédito a la palabra del doctor Sánchez. Tenemos hartamente comprobado el uso de la mentira que hacen el presidente del Gobierno y su equipo. Los ejemplos son infinitos: presentó una moción de censura para ir a elecciones y ahí sigue cinco meses después. Nombró a Rosa María Mateo administradora única de RTVE interinamente y ahí continúa casi cuatro meses después. Dijo que demandaría a ABC por haber denunciado -documentadamente- el plagio de su tesis doctoral y aquí seguimos esperando, pasados más de dos meses. Envía a la vicepresidenta a hablar con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y sus mentiras quedan en evidencia en cuestión de horas, aunque presidente y vicepresidenta ni se inmutan. Entre otras cosas porque la mayoría de los medios de comunicación encubren o justifican sus mentiras. Pero la reiteración en el proceder y la falta de denuncia del mismo en la mayoría de los medios lleva a la conclusión, ya expuesta anteriormente en estas páginas, de que Sánchez ha conseguido legitimar el uso de la mentira como instrumento de acción política. Hoy nadie dimite por ser pillado faltando a la verdad. Ayer por la mañana el presidente declaró que «si no aprobamos los Presupuestos, mi vocación de agotar la legislatura se ve acortada». Gran estruendo. Casi todos entusiasmados: ¡Las elecciones son inminentes! ¡Lo ha dicho el presidente...! O no. Para empezar, la frase será de un doctor, pero es la mejor manifestación del fruto que le dejaron décadas de leyes educativas socialistas: no saber hablar. La vocación por algo, se tiene o no se tiene. Pero no se puede alargar ni acortar. Pero ya se sabe. Eso son minucias para el doctor Sánchez. Detalles acadé él está por encima de esas pequeñeces. Yo creo que si Sánchez quisiera anticipar la convocatoria de elecciones generales lo haría mañana mismo. Si lo que anticipan los sondeos mensuales del Centro de Investigaciones Sociológicas -versión Tezanos- se pareciese a la realidad que pretende fotografiar, el presidente del Gobierno ya habría fijado fecha para los comicios. Pero el doctor Sánchez está intentando crearse una imagen de caballo ganador, que según los sociólogos tiende a darte votos. Hay un porcentaje -modesto- del electorado que tiende a apuntarse al probable vencedor, como si ello le permitiese ser partícipe en la victoria. Y quién sabe si con ello no busca algo más también. Tanto reiterar por parte del CIS que el resultado de las elecciones generales va a ser el que no ven otros institutos demoscópicos, tanto cambiar el sistema de trabajo, tanto afán en romper con el sistema de trabajo tradicional, inhabilitando la continuidad de la muestra, sólo puede tener por razón el emplear el CIS como arma arrojadiza. Quizás al día siguiente de unas elecciones generales con resultados legítimamente cuestionados. Al mismo tiempo, la frase de Sánchez ayer servía para advertir a los partidos que según la vicepresidenta Calvo conforman la mayoría absoluta que gobierna este país que si no le dan el respaldo, pueden enfrentarse a unas elecciones de las que saldrá vaya usted a saber qué escenario. Es una forma de extorsión, aunque en puridad la única verdaderamente legítima de toda la política presente: si no cuento con su apoyo, puedo convocar elecciones. Es un gesto propio de un demócrata impecable. Y por eso es tan inverosímil en Sánchez.

Related news

Latest News
Hashtags:   

todavía

 | 

creen

 | 

doctor

 | 

Sánchez

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources