Friday 16 November 2018
Home      All news      Contact us      English
abc - 7 days ago

La oposición traza sus líneas rojas para volver a la comisión y el PP habla de «filibusterismo»

Los portavoces parlamentarios de En Marea, PSdeG y BNG han presentado este viernes sus condiciones para retomar la participación en la comisión de investigación sobre los «recortes» en el Sergas, después abandonar el órgano hace semanas y acusar al PP de amordazar su normal funcionamiento. En rueda de prensa, han dado a conocer una propuesta de modificación del plan de trabajo que incluye a representantes y entidades críticos con la gestión sanitaria de la Xunta, y han emplazado a los populares a negociar para que el órgano no se convierta en una «comisión de absolución» sobre sus políticas. El PP, en respuesta, ha lamentado el «filibusterismo» de los grupos, pero ha abierto la puerta a incluir más nombres conforme se vaya desarrollando el plan que aprobó en solitario. El ultimátum finalmente se ha consumado. Tal y como avanzó ABC este jueves, la oposición ha tratado de descargar sobre el partido de Alberto Núñez Feijóo la responsabilidad sobre la comisión sanitaria, creada paradójicamente a propuesta de la izquierda en respuesta a otra sobre O Marisquiño, en cuyo desarollo tampoco participa el PSdeG. Juntos, Ana Pontón, Xoaquín Fernández Leiceaga, y Luís Villares han vertido contra el PP todo tipo de acusaciones que van desde desde haber permitido «uno de los episodios más negros» del Parlamento, en palabras de la líder del BNG, hasta consentir la práctica de un método «albertiano»: «Por una parte aparentar más transparencia y por otra negarla en la realidad», como ha aludido Leiceaga. La raíz del choque es el plan de trabajo de la comisión: el documento que rige el contenido y especifica los comparecientes. Tras varios intentos fallidos de negociación, el pasado 19 de octubre la oposición abandonó de forma «permanente» el órgano en protesta por la aprobación en solitario del plan por parte del PP. Los populares, sin embargo, defendieron la inclusión de muchas de sus propuestas en un texto que bate el récord de comparecientes en una comisión de investigación en la Cámara (46). Acto seguido, los portavoces de los socialistas, rupturistas y nacionalistas abrieron conversaciones para activar un frente común. Barajaron incluso la posibiliadd de convocar una comisión «paralela» -un foro o unas jornadas- como medida de presión para intentar que el PP reabriera el diálogo. La iniciativa se retomará los puentes quedan definitivamente rotos. Así han transcurrido los días hasta este viernes, cuando PSdeG, En Marea y BNG han lanzado su último órdago. Han detallado las peticiones de documentación y una lista de 44 nombres que ofrecerán a los populares, entre los que destacan la exconselleira de Sanidade, Rocío Mosquera --pero no su predecesora, también con Feijóo, Pilar Farjas--, un portavoz de la familia del fallecido en A Estrada, la responsable de la EOXI de Santiago, Eloína Núñez, o también el gerente de POVISA, el centro concertado de Vigo. Hasta el momento, la oposición concede poco margen para la negociación. «Esto no es un black friday. Si hay que poner un nombre más o menos, no va quedar por eso, pero esto no es un regateo», ha resumido Pontón. Leiceaga, por otro lado, ha recalcado que no están «dispuestos» a tocar la oferta, a menos que algún compareciente no pueda acudir por motivos «de carácter técnico». «Nos embarcamos juntos e iremos juntos con esto hasta el final. El PP tiene la oportunidad de pedir perdón», ha sentenciado Villares. La comparecencia de los tres dirigentes se ha producido horas antes de que tuviera lugar la reunión de la mesa de la comisión, en la que se iba a proceder a ejecutar el plan aprobado, y a iniciar el proceso de recogida de documentación. La mesa, en todo caso, solo dará entrada a la propuesta presentada hoy. Su aceptación o no depende de una reunión formal de la comisión, y será considerada como un añadido al programa existente. En respuesta al resto de grupos, el portavoz del PP, Pedro Puy, ha interpretado el movimiento de la izquierda como el reconocimiento de que el desplante a la comisión fue un «error». Además, Puy ha censurado el intento de «entorpecer» el funcionamiento del Parlamento interponiendo nuevas propuestas. Al final, pese a todo, la puerta al entendimiento no está cerrada del todo. «Desde el primer momento dijimos que conforme se vayan conociendo los informes y se vayan sustanciando los comparecientes estamos dispuestos a modificar el plan para hacer nuevas incorporaciones». Eso sí, con una condición: que no se altere el «equilibrio» entre las propuestas de la mayoría y las de la oposición.

Related news

Latest News
Hashtags:   

oposición

 | 

traza

 | 

líneas

 | 

rojas

 | 

volver

 | 

comisión

 | 

habla

 | 

filibusterismo

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources