Friday 16 November 2018
Home      All news      Contact us      English
abc - 7 days ago

El Sindicato Médico de Baleares denuncia falta de pediatras en el Hospital de Manacor

El Sindicato Médico de Baleares (Simebal) ha denunciado este jueves, a través de un comunicado, que el Servicio de Pediatría del Hospital de Manacor —ubicado en el noreste de Mallorca— se encuentra «bajo mínimos» desde hace meses. Manacor es el tercer municipio de Mallorca en número de habitantes, con unos 41.000 residentes en total, sólo por detrás de Palma y de Calviá. Según el Simebal, la situación del citado Servicio de Pediatría es en la actualidad «muy precaria». Desde hace meses, el Hospital de Manacor «viene padeciendo falta de pediatras, con muchos problemas para realizar las guardias, cubiertas por dos pediatras, uno en planta-paritorios y el segundo en urgencias, por lo que se ha solicitado el apoyo por parte de pediatras del Hospital de Son Espases —ubicado en Palma— y algunos de Atención Primaria». El comunicado del Simebal recuerda que el pasado 2 de noviembre se dieron instrucciones, a través de un correo interno remitido por la dirección médica, sobre cómo actuar el 5 de noviembre, «ante la imposibilidad, por falta de pediatras, de cubrir la guardia». Llegado ese día, a última hora del 5 de noviembre «se consiguió la realización de la citada guardia por un pediatra del Hospital de Inca, para encargarse de la planta y el paritorio, mientras que el puesto de pediatra de urgencias quedó en descubierto, ejerciendo dichas funciones el propio director médico —no especialista en Pediatría—, quien informaba y derivaba a otros centros hospitalarios a aquellos pacientes que lo requerían». En este contexto, cabe recordar que el próximo domingo, 11 de noviembre, se celebrarán en Son Espases las oposiciones previstas por el Servicio de Salud para cubrir nuevas plazas de pediatras en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera. En el caso de los especialistas en Pediatría, se han convocado 65 plazas para el conjunto del Archipiélago y se han presentado 123 solicitudes. En el caso de los pediatras de Atención Primaria, se han convocado 110 plazas, que en este caso no se podrán cubrir por completo, ya que sólo se han presentado 101 solicitudes en total. La exigencia del catalán El Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol aprobó el pasado 23 de marzo el decreto que regula el conocimiento de catalán que deberán tener los médicos y enfermeros que deseen trabajar en la sanidad pública isleña. El citado decreto establece que se podrán presentar a las oposiciones previstas para 2018 y 2019 todos los profesionales sanitarios que lo deseen, aunque no tengan hoy la preceptiva titulación de catalán. Dicha titulación podrá conseguirse en un plazo máximo de dos años una vez obtenida la plaza. En el caso de los médicos y enfermeros deberán lograr el certificado B1, que corresponde a un nivel elemental. Si transcurridos esos dos años quien superó las oposiciones no pudiera acreditar el B1, no perderá su plaza, pero no podrá participar en procesos de movilidad ni acceder al complemento de carrera profesional. El mencionado decreto suscitó en su momento una gran controversia. Así, provocó el rechazo del PP, Cs, Actúa Baleares, el Simebal, CSIF, diversas asociaciones de pacientes y la plataforma ciudadana Mos Movem, al considerar que dificultaba la posible llegada de profesionales desde la Península y que ello podía repercutir en la calidad asistencial. Además, una veintena de especialistas médicos abandonaron Baleares por su desacuerdo con la nueva norma lingüística. Por otra parte, desde entidades próximas al independentismo, como por ejemplo la Obra Cultural Balear o la Plataforma por la Lengua, se criticó a Armengol por haber decidido finalmente no aprobar el primer borrador del decreto, que exigía el idioma cooficial como requisito para poder presentarse a las oposiciones y un nivel B2 —intermedio— para médicos y enfermeros. En ese contexto, el presidente del Simebal, Miguel Lázaro, ha señalado este jueves, en declaraciones a ABC, que la actual carencia de pediatras en el Hospital de Manacor no estaría directamente relacionada con la citada controversia lingüística. «En cualquier caso, el catalán es una variable a tener siempre en cuenta, junto con otras variables», ha recalcado. Lázaro ha recordado que desde hace meses el Simebal está proponiendo al Servicio de Salud diversas medidas para intentar captar y fidelizar la presencia de facultativos en el Archipiélago.

Related news

Latest News
Hashtags:   

Sindicato

 | 

Médico

 | 

Baleares

 | 

denuncia

 | 

falta

 | 

pediatras

 | 

Hospital

 | 

Manacor

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources