Friday 16 November 2018
Home      All news      Contact us      English
abc - 8 days ago

Juana González rescata las «conversaciones entre unos dibujos encerrados»

TERAPEUTA: Bienvenidos. Espero que estas conversaciones os ayuden a liberar vuestras cargas emocionales. Sois todos fruto de sueños inquietantes y todos sufrís un encierro. Bien, empecemos con las presentaciones, si os parece. COCINERA: Hola. Mi título es «Cocinera». Soy un dibujo pequeño de 2013. Aunque fui roto y recompuesto con un nuevo concepto de dibujo-fragmentado en 2015. Nunca he sido expuesto en una sala al público. Vivo encerrado desde 2013. IGLESIA Y MUTANTES: Hola. «La iglesia y los mutantes» es mi título. Fui realizado en 2014. Desde entonces no he formado parte de ninguna exposición y paso mis días en un cajón. RIFLE Y TROZOS: Hola. Mi título es «El rifle y los trozos». Soy un enorme dibujo de 2013 y llevo encerrado en una carpeta gigante casi sin ver la luz desde entonces. Quizás por mi tamaño, estoy más condenado al encierro. Es complicado manipularme. TERAPEUTA: Bien: Hechas las presentaciones, hablemos de vuestra relación con los sueños. COCINERA: Yo soy un fragmento de una pesadilla. RIFLE Y TROZOS: Yo también. IGLESIA Y MUTANTES: ¡Y yo! COCINERA: Supongo que todo el mundo sueña, aunque no todos recuerden que lo hacen. RIFLE Y TROZOS: ¡Claro! Aunque no todos tengan pesadillas, soñar es algo común. IGLESIA Y MUTANTES: Ya. Pero el hecho de que soñar sea algo que todo el mundo hace no te garantiza que sea de interés general. Yo también estoy dolido y enfadado por no interesar a nadie. COCINERA: ¡Eso no es así! Nuestro encierro no tiene nada que ver con el desinterés. IGLESIA Y MUTANTES: ¿Ah, no? ¿Y con qué tiene que ver entonces? ¡Yo llevo encerrado cuatro años! La única luz que he visto desde entonces es cuando pasé de una carpeta al cajón de un mueble, y cuando esté cajón se abre de vez en cuando. El público que me ha visto en todo este tiempo es un puñado de personas. RIFLE Y TROZOS: La culpable es ella... Piensa que con habernos dibujado ya está todo hecho. IGLESIA Y MUTANTES: Sí... Puede ser que ella no haga lo suficiente por sacarnos de aquí. A veces pienso que no quiere que otros nos vean, y que disfruta de nuestro encierro. COCINERA: ¡Tonterías! ¿Qué artista no quiere mostrar su trabajo? Para vosotros es muy fácil culparla porque es casi la única persona con la que habéis tratado. Ella no es quien decide qué se muestra en las salas. ¡Ella no es quien programa las exposiciones ni la que selecciona en los concursos! RIFLE Y TROZOS: ¡Pero es la que decide lo qué somos y cómo somos! Las historias que contamos, si somos tinta, rotulador o carbón. Si somos grandes o pequeños. Si nuestro aspecto es actualizado o se ha quedado perdido en el pasado. IGLESIA Y MUTANTES: ¡Y no sólo eso! Le guste o no, sus funciones no acaban en la creación. Si no le gustan las tareas de presentación y promoción de su trabajo que se joda, ¡pero tiene que hacerlas! COCINERA: ¡Basta ya! Así no vamos a solucionar nuestro... [y este intercambio de opiniones sigue] --------------------------------------------------------------------------------- Esto es un fragmento de una conversación ficticia entre tres dibujos que no han sido nunca expuestos. Cada uno de ellos es un «álter ego» mío. Simular una conversación en la que se hable de sabores amargos como la frustración, el fracaso o la invisibilidad es relativamente fácil para muchos artistas, porque estos temas forman parte de nuestras vidas. Sobre las tres obras que muestro en este Proyecto ABC Cultural, decir que son algunas de mis pesadillas transcritas a dibujos. El proceso de desarrollo de cada una de ellas fue despertarme recordando con mucha claridad cada uno de estos sueños y escribirlos, no dibujarlos, ni siquiera abocetarlos gráficamente. Inicialmente, toda la transcripción de estos sueños son escritos. Después, a la hora de trasladarlos a dibujo, selecciono algunas escenas de ese sueño co pocas, porque si seleccionase más, el resultado se ensuciaría mucho tanto plástica como narrativamente. El resultado narrativo en cada caso son escenas inquietantes y misteriosas. Soy una defensora de mantener el misterio en el arte. Juana González (Puertollano, 1972) Cada mes, cuando encargamos el siguiente Proyecto ABC Cultural, le damos al artista elegido tres opciones: una es que creen algo desde cero, específico para este soporte y estas con otra es que aprovechen para presentar algo que ya tienen más que cerrado, pero que aún conserva su calidad de iné una serie o conjunto que verá la luz en una galería o museo a medio o largo plazo, pero que todavía no ha realizado las presentaciones pertinientes. Queda una tercera opción de la que han surgido propuestas refrescantes: la que sacan de un cajón ideas olvidadas y que, de alguna forma, se «resucitan» reconvertidas en lo que ahora ustedes consultan desde su tablet, teléfono o portátil. Eso fue lo que sucedió con estos tres dibujos de Juana González que ahora publicamos. No son en absoluto nuevos. Tienen ya sus años. Pero hasta ahora no habían tenido su oportunidad. Su autora los había descartado hasta este momento en otro tipo de presentaciones públicas. Pero en conjunto, a partir de esta segunda oportunidad, le sirven para conponer una brevísima pieza teatral en un acto con el que su creadora se autoanaliza, se desnuda y se sincera. Y deja al descubierto muchos de los miedos y frustraciones de los artistas españoles actuales. «Entender es reducir». Esta frase de Luis Buñuel es el mantra desde el que González lleva a cabo su labor pictórica y dibujística, base para convertir el proceso creativo en un ejercicio liberador: «Mi pintura es figurativa y de carácter narrativo –confiesa–. Son una especie de puestas en escena misteriosas en las que determinados personajes están involucrados en alguna tarea. Hay narración pero incompleta, pues son los míos fragmentos de una historia en la que no sé exactamente lo que está ocurriendo, y tampoco quiero saberlo. Quiero quedarme en ese estado de confusión y aturdimiento que puede provocar la contemplación de una escena misteriosa». Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, Juana González presenta aquí tres esas escenas basadas en sueños, pero muy en la línea de lo que persigue su autora, mención honorífica del Premio ABC de Pintura y Fotografía de 2003 y participante del VII Encontro de Artistas Novos de la Cidade da Cultura de Galicia: «Precisamente lo que me interesa es aquello que no puede o no necesita ser explicado o entendido en su totalidad. Esto me resulta muy atrayente, porque produce curiosidad y preguntas sin respuestas claras en el que contempla, y no excluye de un proceso reflexivo. Intento mantener el misterio, crear estados de confusión e incertidumbre. Estas sensaciones me resultan muy reales porque la vida te coloca en estados de incertidumbre constantemente». El trabajo de Juana González ha podido verse recientemente en la última edición de Art Banchel y, el pasado año, en el open studio de Los artistas del Barrio, también en la capital, recalando así mismo en espacios como el CEART de Fuenlabrada, el Museo de la Universidad de Alicante, el Palacio de Gaviria o la galería Ekléctica, en Madrid. En breve, será protagonista de una nueva monografía publicada por Noca Paper, mientras que para 2019 celebrará una exposición individual en la Sala Maruja Mallo de Las Rozas, donde desplegará pinturas de gran formato de los últimos años. Y como los sueños, a veces, se cumplen, uno de los tres que componen este proyecto se integrará junto a las obras de otros artistas en la colectiva comisariada por Jaime Lavigne y Óscar Seco en LA Projects. González no debió cerrar apropiadamente ese cajón que contenía estos dibujos. Algo de lo que nos congratulamos.

Related news

Latest News
Hashtags:   

Juana

 | 

González

 | 

rescata

 | 

conversaciones

 | 

entre

 | 

dibujos

 | 

encerrados

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources